Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Es la que concentra mayor número de perceptores

Cataluña, la autonomía más deficitaria en pensiones de toda España

El Estado gasta al año 3.193 millones de euros más en esta comunidad de lo que ingresa por cotizaciones. Sin el fondo común, las prestaciones medias bajarían allí 144 euros mensuales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los pensionistas catalanes verían reducirse sustancialmente su prestación mensual en una Cataluña independiente. Esa es una de las conclusiones del informe elaborado por Convivencia Cívica Catalana, una entidad antisoberanista que ha analizado los datos de ingresos por cotizaciones sociales y de gastos en pensiones de la Seguridad Social.

Oficina de la Seguridad Social en Cataluña. Oficina de la Seguridad Social en Cataluña.

El Confidencial Autonómico ha consultado el estudio que, con el título “Las pensiones en las autonomías”, ha elaborado Convivencia Cívica Catalana con el desglose por comunidades de los datos de la Seguridad Sociales correspondientes a 2015.

Uno de los datos más relevantes es que tan sólo cinco autonomías tendrían superávit en el sistema de pensiones si no fuera por el sistema nacional de reparto. Según los datos de la Intervención General de la Seguridad Social, el año pasado sólo tuvieron un saldo positivo entre los ingresos por cotizaciones sociales y los gastos en pensiones contributivas la Comunidad de Madrid (1.671 millones de euros), Baleares (339 millones), Canarias (333 millones) y las ciudades autónomas de Melilla (29 millones) y Ceuta (20).

En el resto de comunidades autónomas, de ser “independientes” en lo que respecta a pensiones, las cotizaciones sociales que pagan trabajadores y empresarios no serían suficientes para sufragar el pago de estas prestaciones.

La autonomía en la que el Estado gasta más

En el extremo opuesto a Madrid se sitúa Cataluña, que en 2015 fue el territorio de España más deficitario para la Seguridad Social: los pensionistas que allí residen cobraron 3.192 millones de euros más de lo que se recaudó en cotizaciones.

Durante el año pasado, Cataluña fue la comunidad autónoma en la que más ingresó dinero la Seguridad Social, con 17.411 millones de euros. Sólo Madrid se le acerca con 17.076 millones, mientras que Andalucía registró 12.244 millones.

Sin embargo, el gasto en pensiones en las cuatro provincias catalanas superó ampliamente esa recaudación, ascendiendo a 20.603 millones de euros: 14.796 millones en pensiones de jubilación, 3.270 millones en pensiones de viudedad, 2.303 millones en pensiones de invalidez, 224 millones en pensiones de orfandad y 9,5 en pensiones familiares. De ahí surge ese desfase de 3.192 millones que se cubre, con en las otras muchas autonomías “deficitarias”, con la caja común de la Seguridad Social.

Entre los otros datos rescatados por Convivencia Cívica Catalana cabe señalar que los pensionistas catalanes reciben el 19,02% del total del gasto del Estado en pensiones, mientras que Andalucía (con mayor población que Cataluña) y Madrid rondan el 14%. En Cataluña se pagan 1.676.791 prestaciones, de nuevo la cifra más alta de toda España.

Además, el estudio consultado por ECA también incluye un gráfico que compara el peso de cada comunidad en la población total de España, y su peso en el gasto en pensiones. “En Cataluña, reside sólo el 15,94% de la población española, pero, sin embargo, se cobran el 17,93% de todas las pensiones que paga el Estado”, señalan desde Convivencia Cívica Catalana.

Cataluña por tanto recibe un 3,1% más en pensiones que su porcentaje poblacional, seguida de País Vasco, Asturias, Castilla y León y Galicia, mientras que en el otro extremo Andalucía el gasto en pensiones es un 4% inferior a su peso poblacional.

Más jubilados y pensiones más elevadas

Del análisis realizado por los autores de este informe a partir de los datos de la Intervención General de la Seguridad Social se desprenden tres motivos que explican ese déficit en el sistema de pensiones en Cataluña.

Por un lado, su ratio de afiliados por pensionista es menor que en el resto de España: hay 1,98 afiliados a la Seguridad Social por cada pensionista que cobra, mientras que en en resto de comunidades esa cifra asciende conjuntamente al 2,06%.

Tradicionalmente se había producido la situación inversa, es decir, en Cataluña el ratio era más favorable que en el resto de España. Sin embargo, ya en los últimos ejercicios se viene apuntando un empeoramiento de dicha proporción en el caso catalán respecto al resto del país”, señala el informe.

Otro factor es el ya citado elevado número de pensionistas, que se debe al envejecimiento más acelerado de la población catalana.

Y en tercer lugar se encuentra la cuantía media de las pensiones en Cataluña, que son un 4,4% superiores a las que reciben el resto de pensionistas españoles. La pensión media mensual en Cataluña es superior a la del resto de España casi en 40 euros mensuales, y por tipos es también más elevada tanto en pensiones de jubilación como de viuedad y de incapacidad.

Todas las provincias catalanas comparten este déficit, pero la que tiene mayor saldo negativo entre ingresos y gastos es Barcelona: 2.577 millones de euros de déficit en 2015. Barcelona es además la provincia con mayor déficit para la Seguridad Social en toda España, seguida de Asturias, Vizcaya y Valencia.

144 euros menos en una Cataluña independiente

Como se ha contado en estas páginas en distintas ocasiones, los detractores de la independencia señalan el peligro que supondría la secesión para los pensionistas catalanes, mientras que los independentistas se afanan en despejar este “miedo” asegurando que ese déficit en su seguridad social se financiaría con cargo a los presupuestos generales.

Convivencia Cívica Catalana ha echado cuentas y sentencia que en caso de independencia la pensión media mensual sufriría un recorte del 15%, unos 144 euros, pasando de 928 a 784 euros. Todo ello si las pensiones se empezaran a pagar sólo con cotizaciones recaudadas en Cataluña, sin recibir aportaciones del resto de España ni acceder al fondo de reserva común, la “hucha de las pensiones”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·