Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

Los inmigrantes que llegaron a Ceuta por la playa del Tarajal no “habían entrado”, sino que “trataban de entrar” en territorio español

Ceuta y Melilla

Asociaciones de guardias civiles niegan que haya “devoluciones en caliente”: se trata del procedimiento acelerado de readmisión, recomendado por la UE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La muerte de quince subsaharianos que trataban de entrar en Ceuta nadando han desatado duras críticas contra la Guardia Civil, a cuyos agentes se ha acusado de devolver ilegalmente a los inmigrantes en Marruecos. Las asociaciones de agentes de la Benemérita aseguran que el procedimiento acelerado de readmisión está contemplado en la legislación europea, y que llegar a pisar suelo español no implica “haber entrado” en nuestro país.

Un grupo de inmigrantes sin papeles intenta entrar en España rodeando la valla de Ceuta hasta el mar. Un grupo de inmigrantes sin papeles intenta entrar en España rodeando la valla de Ceuta hasta el mar.

Las imágenes grabadas en la playa ceutí del Tarajal, en la que se ve a los guardias civiles escoltar a los inmigrantes que han alcanzado la costa hasta entregarlos a la Gendarmería marroquí, ha desatado la polémica. Partidos de la oposición y organizaciones no gubernamentales denuncian que se trata de expulsiones ilegales en caliente.

Un portavoz de la Asociación Pro Guardia Civil en Melilla -donde el problema de las avalanchas de inmigrantes ilegales es similar al de Ceuta- explica a El Confidencial Autonómico que esta práctica es un “procedimiento acelerado de readmisión”, que procede de una recomendación de la Unión Europea.

Procedimiento acelerado de readmisión

En julio de 1995, el Consejo de la Unión Europea (la reunión de los ministros de los estados miembros de la UE) aprobó un texto con varias recomendaciones que deberán seguirse en la elaboración de protocolos sobre la aplicación de acuerdos de readmisión.

Esta norma europea establece que “cuando una persona sea detenida en zona fronteriza, su puesta en la frontera/readmisión se efectuará por procedimiento acelerado”.

Sería, por tanto, el caso de los inmigrantes que la Guardia Civil intercepta en la valla que separan Ceuta (y Melilla) de Marruecos, o en este caso, en la costa española.

La normativa europea establece, además, que esta devolución se efectúe, como mucho, en 48 horas, si bien cada estado tiene derecho a fijar el plazo, que “en cualquier caso debería ser muy breve”.

Un guardia civil destacado en una de las ciudades españolas del Norte de África explica a ECA que, de esta forma, “se prescinde de formalidades, se puede notificar a las autoridades marroquíes por fax, por teléfono o verbalmente, y son los mismos agentes que los han detenido los que los ponen en la frontera de nuevo”. Así lo estipula esa recomendación del Consejo de la Unión Europea.

Lo que reclaman desde la Asociación pro Guardia Civil es que el Gobierno central regule específicamente en qué puntos de la frontera se debe proceder a esta readmisión acelerada, lo que según ellos “contribuiría a eliminar las dudas respecto de las actuaciones en materia de inmigración y dejaría sin argumentos a los que especulan con la ilegalidad de nuestro trabajo”.

La diferencia entre “haber entrado” e “intentar entrar”

Además de reivindicar de que lo que se hizo en la playa del Tarajal, o se hace en otras ocasiones, no fue una “devolución ilegal en caliente”, un responsable de esta asociación de agentes de la Benemérita asegura que en este caso, como cuando se intercepta a inmigrantes en las vallas fronteriza, los inmigrantes no “habían entrado”, sino que “estaban intentando entrar” en España.

Esta distinción se basa en una consulta que se hizo en 2001 a la Fiscalía General del Estado sobre los conceptos “entrar” e “intentar entrar” en el territorio español. Para considerar que una persona “ha entrado” en Ceuta, la Fiscalía determinó tiene que haber un mínimo de “imbricación social”. Por ejemplo, sería el caso de que la policía dé el alto a una persona por las calles de Ceuta y descubra que no tiene papeles.

Sin embargo, “pisar suelo español justo en el momento de la entrada por punto no habilitado” -es decir, entrar en aguas españolas y salir por la playa del Tarajal- no es uno de los requisitos que indica que esa persona ha entrado, y que por tanto haya que abrir un expediente de expulsión.

Al contrario, según los guardias civiles consultados por El Confidencial Autonómico, lo que ocurrió fue que los agentes españoles observaron el intento de entrada, trataron de disuadir a los inmigrantes, y una vez que estos pudieron llegar a la orilla, fueron interceptados -mientras “intentaban entrar en España”- y se puso en marcha el procedimiento acelerado de readmisión.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·