Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

A pocas semanas del día contra esta actitud discriminatoria

El ayuntamiento de Barcelona lanza una campaña contra la islamofobia

Ha preparado un vídeo a partir de un caso real de una joven musulmana a la que le exigieron que no llevara el velo a la empresa en la que tenía que hacer prácticas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“¿Puedo llevar el velo?”: la pregunta la hizo en una entrevista para unas prácticas en una empresa una joven musulmana en Barcelona. La historia de esta mujer le sirve al ayuntamiento que dirige Ada Colau para lanzar una campaña de concienciación contra la islamofobia.

Vídeo del ayuntamiento de Barcelona contra la islamofobia. Vídeo del ayuntamiento de Barcelona contra la islamofobia.

El 12 de diciembre se celebra el Día Internacional contra la Islamofobia y el ayuntamiento de Barcelona ha decidido reforzar sus acciones de comunicación frente a esta forma de discriminación social contra los musulmanes.

El gobierno municipal de Ada Colau va a poner en marcha una campaña de sensibilización para que los ciudadanos tomen conciencia de los obstáculos a los que se enfrentan diariamente los musulmanes debido a los prejuicios sociales existentes.

La primera acción programada es la difusión de un vídeo elaborado por el consistorio con un caso real de discriminación.

 

Una joven musulmana residente en la capital catalana relata lo que le sucedió en el proceso de selección para realizar prácticas de gestión y administración en una empresa durante sus estudios.

“Te vamos a contratar”, “desde mañana si quieres puedes empezar las prácticas”, le dijo el entrevistador de la empresa a esta joven. Ella preguntó si en el trabajo podría llevar el velo que llevaba diariamente. “No me importa, puedes venir como tú quieras”, fue la respuesta.

Vetada en una empresa por llevar velo

Pero todo cambió al día siguiente. Ya en su centro de estudios un profesor le dijo que la empresa había llamado para modificar su criterio y avisar de que no querían que llevara el velo cuando fuera a trabajar a la oficina.

Los responsables de la empresa pensaban que una chica con velo les podría causar problemas con proveedores y clientes, que preferirían no tener tratos con su compañía.

La chica termina contando que en ese caso decidió no hacer esas prácticas por no respetarla. Pero a partir de ahí cuenta otros casos sufridos por ella de islamofobia: que nadie se sienta a su lado en el autobús por llevar velo, por ejemplo.

A partir de este caso real de discriminación “donde se vulneran los derechos de una mujer musulmana con velo, que ve restringido su acceso al mercado laboral de manera claramente discriminatoria”, el ayuntamiento de Barcelona inicia su campaña de concienciación contra la islamofobia en la ciudad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·