Martes 24/01/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Murcia

Nivel 4 de alerta antiterrorista

Policías locales de Murcia piden formación ante la amenaza yihadista

Representantes de UGT se reunieron con el delegado del Gobierno en la región para poder participar en los cursos que reciben agentes del Cuerpo Nacional y de la Guardia Civil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La elevación de la alerta antiterrorista al nivel 4 por la amenaza yihadista ha obligado a poner en marcha cursos de formación y otras formas de dar instrucciones a los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Sin embargo, hay agentes que se consideran excluidos y desprotegidos: los de las diferentes policías locales.

Agente de la Policía Local de Cartagena. Agente de la Policía Local de Cartagena.

Después de los atentados yihadistas cometidos en Francia en enero de 2015 y que incluyeron el asesinato de una agente de policía municipal de París, policías locales de toda España han reclamado que sus mandos también tomaran medidas para protegerlos de la amenaza terrorista.

En estas páginas se han contado distintos casos. Por ejemplo, el ayuntamiento de Madrid sí elevó el nivel en su Policía Municipal y además ha dotado a los agentes de chalecos antibalas para reforzar su protección ante un ataque. Por contra, en Asturias la Delegación del Gobierno respondió que el Ministerio del Interior consideraba innecesario distribuir instrucciones antiyihadistas entre los policías locales.

En la provincia de Cáceres, agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil dieron charlas a los agentes locales de una zona con notable población musulmana tanto para estar protegidos como para ser capaces de obtener información relevante sobre posibles sospechosos de yihadismo que podría resultar útil para las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Acceder a la información de Policía y Guardia Civil

El Confidencial Autonómico ha podido saber que este asunto del terrorismo yihadista y de la radicalización de musulmanes también preocupa entre los agentes de los cuerpos de policía local de la Región de Murcia.

Representantes del sindicato UGT en estas policías locales se reunieron recientemente con el delegado del Gobierno en Murcia, Antonio Sánchez-Solís, para pedirle que haga gestiones ante el Ministerio del Interior para mejorar la protección de los agentes municipales, pero también para que puedan implicarse más y mejor en la lucha contra el terrorismo.

Desde UGT explican que piden que sus medios de defensa y armamento estén acordes a este mayor nivel de amenaza, y que sean similares a los que tienen otros cuerpos de seguridad de España. Por ejemplo, plantean que se les podría dotar de pistolas eléctricas Taser, o de armas largas para los controles estáticos que hacen en las ciudades.

Pero, además, pidieron al delegado del Gobierno que los más de 2.000 policías locales de Murcia puedan formarse para estar mejor preparados, tanto para defenderse de un ataque, como para detectar perfiles de yihadistas.

Para no limitarse a ser “autodidactas” en este tema, los portavoces de UGT propusieron que los agentes locales de Murcia puedan integrarse en los planes de formación antiterrorista que sí se han puesto en marcha para los efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

Las fuentes consultadas por ECA señalan que aunque no accedan a la información más reservada, sí creen que los policías locales podrían asistir a charlas y recibir formación genérica antiterrorista. Y es que estos agentes denuncian que sus mandos municipales no les han dado formación ni instrucciones ante la amenaza del yihadismo.

Datos que podrían conseguir los policías locales

Además, los agentes consideran que debería haber una mayor coordinación e intercambio de información de la Policía Nacional y la Guardia Civil con las policías locales. “Los agentes locales somos los más cercanos al ciudadano, estamos siempre en el mismo municipio y podríamos conseguir mucha información”, aseguran las fuentes consultadas.

Es decir, consideran que con mayor formación podrían ser mucho más útiles y colaborar con los servicios de información al recabar datos entre la población. Y, a la inversa, consideran que deberían recibir datos de los cuerpos nacionales: “Habría que facilitar mayor flujo de información, como que nos avisen de individuos en búsqueda y captura en vez de acabar enterándonos por mensajes de WhatsApp de policías nacionales de que hay un sospechoso en un coche con armas”.

También critican que no se hayan puesto en marcha los grupos locales contra la radicalización que dijo el Gobierno que lanzaría en los municipios para detectar casos de musulmanes que empiezan a dar signos de asumir ideas yihadistas: “En nuestra región hay una población importante de musulmanes que puede ser susceptible de vigilancia de la radicalización”.