Jueves 23/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

El Ayuntamiento da por zanjado el incidente

El asalto de marines a una oficina del Inem de Morón de la Frontera se salda con 4.000 euros y unos arrestos

Andalucía

Cuatro soldados norteamericanos borrachos penetraron en la oficina de empleo de la localidad sevillana y provocaron destrozos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La gamberrada de un grupo jóvenes soldados estadounidenses destinados en Morón de la Frontera ha supuesto la apertura de expedientes disciplinarios a los participantes, y una indemnización por daños de 4.000 euros que pagará el presunto cabecilla del asalto.

Marines de Estados Unidos prueban armamento en Morón de la Frontera. Marines de Estados Unidos prueban armamento en Morón de la Frontera.

La noche del viernes 28 de marzo de este año, la Policía Local de Morón de la Frontera recibió varios avisos de ciudadanos alertando de ruidos y movimientos extraños en la oficina del Inem municipal.

Cuando una patrulla se personó en el lugar, descubrieron que dentro había un joven herido, rodeado de tejas rotas y algunos desperfectos en el mobiliario. El joven no hablaba español, pero los agentes pudieron averiguar que se trataba de un militar estadounidensedestinado en la base aérea de Morón.

La investigación posterior determinó que un grupo de jóvenes soldados, de permiso, habían acudido a locales de la zona y habían consumido alcohol. La gamberrada posterior supuso importantes daños materiales, como destrozos en el tejado y ruptura de un aparato de aire acondicionado.

El gobierno español trasmitió a las autoridades estadounidenses en Rota su malestar y preocupación por este hecho. Por su parte, los mandos militares americanos valoraron, según informó ECD, repatriar a los militares que participaron en el asalto, e incluso expulsarlos.

Según ha sabido El Confidencial Digital, las sanciones finalmente se han quedado en la apertura de un expediente disciplinario –que puede ser determinante para la concesión de futuros ascensos- y varios arrestos.

Además, el militar que fue hallado herido –y posteriormente trasladado a un hospital- ha pagado de su bolsillo los aproximadamente 4.000 euros que costó la reparación del tejado y la sustitución del aparato de aire acondicionado.

El Ayuntamiento, tras recibir el ingreso del dinero, ha dado por zanjado el asunto. No se tomará medida alguna al respecto, aunque confían en que no se vuelva a repetir.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·