Lunes 20/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Asturias

La dirección nacional del PP intenta sin éxito ‘poner orden’ en Asturias. Las decisiones y alianzas de Mercedes Fernández con Foro y PSOE no gustan en Génova

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el Partido Popular llevan meses preocupados por el desgaste que están sufriendo en Asturias, permanentemente en crisis y atenazado por luchas internas, especialmente entre Gijón y Oviedo. Los últimos movimientos de la presidenta regional, Mercedes Fernández 'Cherines', han causado desconcierto en los líderes del PP en Madrid. Además, la figura de Álvarez-Cascos sigue enturbiando el funcionamiento del partido.

La sucesora de Ovidio Sánchez al frente del PP asturiano y de la candidata en 2011 Isabel Pérez-Espinosa, Mercedes Fernández, no está cumpliendo con las expectativas que depositaron en ella desde Madrid tras su designación, en febrero de 2012.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la decisión del PP regional de apoyar una declaración parlamentaria en contra del llamado ‘déficit a la carta’ para las autonomías no ha sentado bien en Génova. Dicha declaración salió la semana pasada de la Junta General del Principado, suscrita por todas las fuerzas políticas.

¿Por qué ha firmado el PP astur esa declaración, en connivencia con PSOE, Foro e IU, y en contra de la directriz del equipo de Rajoy? Las respuestas a esta cuestión se han convertido en motivo de polémica en las altas esferas ‘populares’, preocupadas por las decisiones que toma su ‘baronesa’ regional.

Fernández, conocida como ‘Cherines’, llegó al liderazgo del partido hace aproximadamente año y medio como abanderada de la conciliación después de la convulsión que predominó en los últimos meses de su antecesor, Ovidio Sánchez. Sánchez, enemigo declarado de Álvarez-Cascos, tuvo que ser ‘llamado al orden’ en varias ocasiones tanto por Rajoy como por De Cospedal.

La notoria animadversión entre el entonces presidente regional del PP; la que fuese candidata en 2011, Isabel Pérez-Espinosa, y el ex ministro fue uno de los atenuantes en la ‘fuga’ de Cascos a Foro Asturias. Los ‘populares’ acusaron entonces la pérdida de votos ‘casquistas’ se hizo patente en las elecciones de 2012: Foro consiguió el apoyo del 24,8% del electorado (123.000 votos) y el PP, del 21,5%, con 107.000 votos.

Tal y como adelantó este confidencial, una de las soluciones al ‘descontrol’ podría venir del ex diputado Enrique Fernández-Miranda. No es la primera vez que el ex vicepresidente del Congreso, hoy en la empresa privada, se postula como ‘cabeza visible’ en un nuevo proyecto del PP para Asturias. Su primer paso lo dio en otoño de 2012, tras la convocatoria anticipada de elecciones en la región.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·