Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cantabria

Se enfrentan el ex presidente autonómico y su número dos en el partido

La comisión del congreso del PP de Cantabria resolverá tras las primarias las denuncias de irregularidades

Desde la candidatura de Ignacio Diego han registrado peticiones de información sobre el censo de militantes, que aseguran que no se les ha facilitado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El proceso de elección del nuevo presidente del Partido Popular de Cantabria no está siendo tan plácido y tranquilo como en otras ocasiones. Se enfrentan el ex presidente de la región, Ignacio Diego, y su secretaria general en el partido, María José Sáenz de Buruaga. Desde la candidatura de Diego han denunciado posibles irregularidades que la Comisión Organizadora no ha resuelto aún.

María José Sáenz de Buruaga e Ignacio Diego, rivales en el PP de Cantabria. María José Sáenz de Buruaga e Ignacio Diego, rivales en el PP de Cantabria.

Este miércoles 8 de marzo un total de 3.365 afiliados del PP de Cantabria podrán votar al próximo presidente de partido. Este número de militantes son quienes se han preinscrito para poder votar en este proceso congresual que culminará el 25 de marzo.

Si algún candidato consigue más del 50% de los votos y con una diferencia de más de 15 puntos sobre el otro, queda como único candidato para el Congreso, en el que casi un millar de compromisarios serán quienes oficialmente elijan al presidente.

Se ha llegado a la fecha de la votación sin que se hayan resultado varias peticiones y denuncias presentadas por la candidatura de Ignacio Diego, quien fuera presidente del gobierno de Cantabria entre 2011 y 2015.

Diego no recibió el censo de militantes

Fuentes consultadas por El Confidencial Autonómico explican que en las últimas semanas el equipo de Diego ha registrado varios escritos dirigidos a la Comisión Organizadora por varios asuntos que han afectado al proceso de primarias.

El principal es el censo: desde el equipo de Ignacio Diego denuncian que solicitaron el censo de militantes del PP de Cantabria para poder hacer campaña, y que se lo denegaron desde la Comisión Organizadora, alegando que no podían hacerlo por la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Al entender que ese motivo no era suficiente, registraron peticiones de información ante la Comisión Organizadora. Querían saber cuántos militantes están al corriente del pago de las cuotas (condición para votar), cuántos hay en cada municipio de la comunidad... Pero por ahora no han tenido respuesta a su escrito.

Pero las acusaciones de los partidarios de Ignacio Diego van más allá. Han asegurado que los trabajadores de la sede autonómica, en Santander, benefician a la candidatura de María José Sáenz de Buruaga. “Tenemos muchas dificultades para poder entrar a la sede, el viernes cierran a las ocho de la tarde durante todo el fin de semana, pero el domingo pasado a las doce de la noche había gente que no es de la estructura del partido en la sede”, aseguran las fuentes consultadas.

El problema es que estas quejas y peticiones de información que han presentado ante la Comisión Organizadora del congreso regional del PP no han recibido respuesta aún: esperan que les contesten, pero ya será después de las elecciones primarias de este 8 de marzo.

Si los resultados son muy igualados y la diferencia entre ambos es de menos de 15 puntos, ambos candidatos podrán seguir hasta el 25 de marzo, cuando los compromisarios tengan la última palabra para elegir al presidente de los populares de Cantabria.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·