Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla la Mancha

También pregunta por la eliminación de los aforamientos

Consulta en Castilla-La Mancha: ¿Tiene que haber equilibrio de mujeres y hombres en las Cortes?

Es una de las cuestiones que la Junta ha incluido en su encuesta sobre el proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Junta de Castilla-La Mancha, a impulso del vicepresidente José Luis Martínez Guijarro, ha iniciado el proceso para reformar su Estatuto de Autonomía, que no llegó a ser modificado en los años de otras reformas estatutarias como las de Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Aragón... Por ahora ha abierto un proceso de participación para sondear la opinión de los ciudadanos.

El presidente y el vicepresidente de Castilla-La Mancha, en las Cortes regionales. El presidente y el vicepresidente de Castilla-La Mancha, en las Cortes regionales.

El gobierno de Emiliano García-Page se ha embarcado en este proyecto siete años después de que la reforma iniciada en 2007 se retirara en 2010 ante la falta de consenso entre PP y PSOE para sacarla adelante en el Congreso de los Diputados.

El objetivo declarado por la Junta de Castilla-La Mancha es modernizar su estatuto y ponerse al mismo nivel de autogobierno que consiguieron con las reformas de sus estatutos en esos años otras comunidades autónomas como Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla y León y Extremadura.

Junto a los inicios de contactos con distintas entidades sociales y con los partidos políticos, el ejecutivo castellano-manchego va a someter el proyecto inicial de reforma estatutaria a un “proceso participativo”.

Para ello, los ciudadanos de la región podrán hasta el 15 de mayo realizar sus aportaciones al documento base con las propuestas de reforma del Estatuto que plantea el gobierno socialista de García-Page.

Contra la reforma electoral de Cospedal

El Confidencial Autonómico ha consultado la encuesta en Internet que ha abierto la Junta de Castilla-La Mancha para “recoger las opiniones y aportaciones de la sociedad civil”. Sólo hace falta introducir nombre y apellidos, si se trata de un ciudadano particular, y además la entidad o asociación si participa en representación de alguna de ellas.

La encuesta no se basa en preguntas con distintas respuestas, sino que plantea en diez apartados las líneas principales que la Junta pretende cambiar e introducir en el Estatuto de Autonomía, y permite escribir un comentario sobre cada uno de esos asuntos.

Uno de los temas que lanza el gobierno de García-Page para recabar la opinión de los castellano-manchegos es uno de los más polémicos en los últimos años en esta comunidad: la ley electoral. El PSOE y otros partidos se opusieron frontalmente a las reformas que aprobó María Dolores de Cospedal durante su mayoría absoluta: sobre todo, la reducción de escaños a 33, que redujo las posibilidades de que entraran partidos pequeños en algunas provincias.

Sobre este asunto, la Junta planea modificar el régimen electoral para “lograr una verdadera representación democrática de las circunscripciones, con cumplimiento de la representación territorial y de población”. Es decir, revertir la reforma de Cospedal.

Proporción equilibrada” de mujeres y hombres

Pero no es el único cambio que baraja el ejecutivo socialista: otra de sus ideas es “conseguir una proporción equilibrada de diputados y diputadas en las Cortes de Castilla-La Mancha”.

Aunque menciona una “proporción equilibrada”, y no exactamente igual o paritaria, la idea va en la línea de establecer algún tipo de mecanismo en la legislación electoral para forzar a los partidos a incluir más mujeres en los puestos altos de sus listas.

Tras las últimas elecciones autonómicas, las Cortes de Castilla-La Mancha tienen un 42% de diputadas mujeres frente al 58% de hombres: de las 17 autonomías, es la sexta por la cola en proporción de mujeres.

Además, otro de los cambios sobre los que pueden opinar hasta el 15 de mayo los ciudadanos de esta comunidad es la modificación del régimen de aforamientos: se trataría de que los diputados regionales dejaran de estar aforados (ante el Tribunal Superior de Justicia) en aquellas cuestiones que no estén relacionadas con el desempeño de sus funciones.

Y entre otros asuntos, uno que puede provocar un choque con el Gobierno de España: la Junta quiere que el Estatuto de Autonomía consagre que el Estado tendrá que realizar “inversiones complementarias en Castilla-La Mancha por un importe equivalente al uno por ciento del producto interior bruto regional con el objeto de acelerar el proceso de convergencia”, una cláusula como la que incluyeron otros estatutos y que han provocado conflictos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·