Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla la Mancha

Problemas para dos ex altos cargos del Gobierno de Barreda. Una trabajadora del PSOE de Albacete gana un juicio contra el vicepresidente de las Cortes y el portavoz de la Diputación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Francisco Pardo Piqueras y Agustín Moreno Campayo, presidentes de las Cortes de Castilla-La Mancha y de la Diputación de Albacete hasta las elecciones del 22-M, y máximos dirigentes del PSOE en la misma provincia, han perdido un juicio contra una trabajadora del partido que interpuso una demanda por despido improcedente.

Según ha sabido El Confidencial Autonómico, el Juzgado de lo Social número 3, de Albacete ha condenado al PSOE por despido improcedente de una de sus trabajadoras, a la que se le negó reincorporarse como empleada, a pesar de haber acordado con ella la “reserva de su puesto de trabajo” para que pudiera ejercer labores de personal eventual de confianza en el Grupo Socialista de la Diputación de dicha provincia.

La sentencia 547/2011 del citado juzgado ordena a la Dirección de PSOE de Albacete que “readmita a la trabajadora en su puesto de trabajo, con las mismas condiciones que regían antes de su despido, o le indemnice”. Además, se establece el abono a la trabajadora “de los salarios de tramitación desde la fecha del despido, el 21/07/2011, hasta la notificación de la citada sentencia”, que se dictó el pasado 23 de diciembre.

Esa orden afecta directamente al secretario general del PSOE en la provincia, Francisco Pardo Piqueras, ex secretario de Estado de Defensa con José Bono y actual vicepresidente en las Cortes de Castilla-La Mancha; y Agustín Moreno Campayo, actual portavoz del PSOE en la Diputación de Albacete y exvicepresidente de esta institución.

19 años trabajando en el PSOE

La empleada despedida improcedentemente por la Dirección del PSOE de Albacete, trabajaba para el Partido Socialista desde el 4 de marzo de 1992, con la categoría profesional de auxiliar administrativo y contrato indefinido.

Posteriormente, a partir del 21 de julio de 1999, fue designada por el PSOE para trabajar como administrativo en el Grupo Político de este partido en la Diputación de Albacete, ofreciéndole, a cambio, la “reserva de su puesto de trabajo” para cuando dejara de prestar sus servicios en esta Institución.

Su cese como trabajadora eventual de confianza en el Grupo Socialista de Diputación se produjo el 21 de julio de 2011 y, entonces, la Dirección del PSOE de Albacete optó por no respetar la excedencia concedida y no readmitirla, provocando este Juicio que ha concluido con la condena del PSOE por “despido improcedente”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·