Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Objetivo: que la consulta sea legal

Artur Mas ha sugerido en privado que está dispuesto a cambiar la pregunta del referéndum

Asociaciones y representantes políticos se lo han escuchado. Lo plantea como una solución al posible veto del Tribunal Constitucional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las dudas sobre la celebración del referéndum independentista en Cataluña se han instalado definitivamente en la Generalitat, debido al posible veto por parte del Tribunal Constitucional a la ley de consultas. En este contexto, Artur Mas está madurando la posibilidad de sacarse un as de la manga: cambiar la pregunta a la que deberán responder los catalanes el próximo 9-N.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital , el propio dirigente autonómico ha dejado caer, en reuniones privadas, esta posibilidad. Mas, siempre hablando “en forma de hipótesis” , ha asegurado a algunos de sus interlocutores que “la pregunta del referéndum no está cerrada”, y que ésta “se puede modificar, si las circunstancias nos obligan”.

Así se ha expresado el presidente de la Generalitat ante asociaciones civiles, y representantes políticos de diferentes formaciones, cuando éstos le han planteado la posibilidad de que el Tribunal Constitucional tumbe la ley de consultas una vez que ésta sea aprobada y la propia convocatoria del 9 de noviembre, al considerar que el referéndum vulnera la Carta Magna.

En este sentido, Artur Mas ha reconocido que es “consciente” de que cuestionar a los ciudadanos sobre la independencia de Cataluña supone “ir en contra de lo establecido en la Constitución”, por lo que da por hecho un recurso de inconstitucionalidad por parte del Gobierno en septiembre y una sentencia en contra del TC en octubre.

Ante ese panorama, a la Generalitat le quedarían tres opciones: o desconvocar el referéndum del 9 de noviembre -tal y como ha dejado caer la propia Joana Ortega-; seguir manteniendo la convocatoria y enfrentarse a las consecuencias legales de esa decisión; o bien intentar hacer legal la consulta.

Es esa tercera elección la que ahora, según las fuentes consultadas, se está planteando Mas: “La idea que tiene en la cabeza es hacer una pregunta que no sea inconstitucional y así salvar el referéndum, aunque no ha decidido nada todavía”.

Existe un frente que pide eliminar la segunda cuestión

Como es sabido, la actual pregunta del referéndum incluye dos cuestiones: “¿Quiere que Cataluña sea un Estado?”, en caso afirmativo, el segundo interrogante es: “¿Quiere que este Estado sea independiente?”.

Pues bien, según explican a ECD altos dirigentes políticos, en Cataluña, y también a nivel nacional, se está gestando un frente común que pide a la Generalitat eliminar esa segunda cuestión, para así no vulnerar la Constitución.

De esa forma, además, se abriría la puerta al proyecto socialista de “federalizar” las comunidades autónomas, para otorgarlas competencias propias de un Estado. Esta posibilidad, no obstante, estaría todavía “lejos” de la idea que tiene en mente ahora Artur Mas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·