Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Comunidad Valenciana y Tarragona se enzarzan por el Corredor Mediterráneo. El alcalde catalán defiende un tercer carril “con garantías” y el PPCV le acusa de boicotear el proyecto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La polémica entre Tarragona y la Comunidad Valenciana lleva varios días agitando la agenda política. La razón está en el recurso de nulidad de pleno derecho que presentó el pasado 22 de agosto el Ayuntamiento de Tarragona en torno al tercer carril ferroviario. En Valencia lo han interpretado como un boicot al Corredor Mediterráneo y el alcalde tarraconense asegura que sólo está defendiendo los intereses de su ciudad.

“Como alcalde de Tarragona, permítanme que les aclare que se han equivocado de enemigo”. Así comienza la misiva dirigida a los ‘populares’ de la Comunidad Valenciana que ha publicado en su blog y en la prensa local el alcalde tarraconense, Josep Félix Ballesteros (PSC).

Ese tercer carril, incluido dentro del Corredor Mediterráneo, debe unir las ciudades de Valencia y Barcelona. El socialista Ballesteros consideró en ese recurso, pendiente de resolución, que en ese proyecto se obviaron trámites administrativos. En este enlace se puede consultar la propuesta al respecto de la localidad catalana, al que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico.

El PPCV ha visto en esta maniobra una amenaza para los intereses de la Comunidad Valenciana. Han declarado que cualquier iniciativa que suponga ‘ponerle zancadillas’ al Corredor Mediterráneo “no tiene justificación”.

Carta abierta a los ‘populares’

“Tal vez el hecho de que el alcalde de Tarragona sea socialista sea suficiente para lanzar la caballería”, les reprocha a los ‘populares’ el catalán en su carta abierta.

“Permítanme que les saque de su error. Este alcalde socialista de Tarragona está a favor del tercer carril”, afirma. Asegura que la ciudad sólo se opone al trazado del tercer carril “en los términos en los que está planteado”.

“Sin garantías jurídicas, sin oír a los afectados y haciendo daño a la ciudad de Tarragona, la obra no debe hacerse”, asevera Ballesteros. Recuerda que “los intereses económicos de Cataluña y del País Valenciano son coincidentes” y argumenta que su “obligación” es no permitir que Tarragona “se convierta en una víctima del tercer carril”.

Indica que es “normal” que el alcalde de Tarragona reivindique fórmulas para que la estación “no pierda las líneas de viajeros” e indica que el Ayuntamiento de Tarragona lleva “más de tres meses” hablando “con Adif y con el Ministerio de Fomento”, que no han dado “ninguna respuesta”.

Ballesteros argumenta que “para Valencia y para Alicante se ha construido un AVE” y Tarragona debería tener derecho “como mínimo” a un andén “en el que quepa la gente y al que puedan acceder todos los ciudadanos con dificultades de movilidad”.

Por último, y aludiendo a la necesidad de que exista “un respeto institucional”, la carta concluye con la insistencia en que “el PP valenciano se equivoca de enemigo. No quiero retrasar ni un solo día la puesta en marcha del Corredor del Mediterráneo”, afirma Ballesteros.

Todavía queda saber qué ocurrirá con el recurso y si la situación se repite, como vaticinan algunos, con el tramo entre Castellón y Tarragona.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·