Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Sánchez-Camacho consigue pactar con Rajoy un nuevo modelo de financiación para Cataluña. Montoro incluirá las propuestas del PPC en la oferta que trasladará a Mas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La presidenta del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, advirtió hace unos días a la Ejecutiva del partido que estaba dispuesta a romper la disciplina de voto para pedir una financiación 'a medida' para su comunidad autónoma. El órdago ha funcionado: el Gobierno ha trasladado a los 'populares' catalanes su disposición a incluir sus propuestas en el futuro modelo fiscal para Cataluña, en el que ya trabaja el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Hace apenas diez días, Alicia Sánchez–Camacho tensó el debate por la financiación de Cataluña al asegurar que estaba dispuesta incluso a romper la disciplina de voto del PP en las Cortes para defender sus propuestas sobre el modelo fiscal.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el Gobierno de Mariano Rajoy ha aceptado tomar en consideración las ideas de la presidenta de los ‘populares’ catalanes.

De este modo, el nuevo modelo fiscal en el que está trabajando el ministro Montoro incluirá las tesis en las que Sánchez–Camacho basó su programa electoral.

Éstas son algunas de las claves de la propuesta que le presentará el responsable de Hacienda a Artur Mas:

--El incremento de los impuestos cedidos y de la participación en la cesta de impuestos estatales

--El establecimiento de fórmulas de colaboración entre la Agencia Tributaria de Cataluña y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria para la gestión, la recaudación, la liquidación y la inspección de la totalidad de los puestos propios, cedidos y transferidos

--Respetar el principio de ordinalidad, que garantiza el mantenimiento de la posición catalana respecto su propia renta per cápita después de aplicar los mecanismos de nivelación

--Garantizar el principio de solidaridad, entendiendo que ésta tiene que ser finalista para no perjudicar la capacidad de crecer y competir de la economía catalana

Solidaridad y equidad entre Comunidades Autónomas

El actual régimen de transferencias competenciales a las autonomías recoge una serie de objetivos de desarrollo: para conseguir cumplirlos, los territorios aportadores netos de recursos tienen asegurado un menor esfuerzo fiscal hasta que sus resultados sean similares a los de los territorios forales, País Vasco y Navarra. Ese esfuerzo de solidaridad necesaria tiene que ser acondicionado en el tiempo y de carácter finalista.

La Generalitat de Cataluña persigue una suficiencia en sus recursos acorde con un grado muy exigente de autonomía financiera. Su objetivo es disponer de la capacidad normativa, de gestión, liquidación, recaudación e inspección de sus recursos.

Para ello, ha de habilitar unos márgenes en los que caben determinadas modificaciones en ciertas figuras tributarias, pensadas para cubrir las necesidades de ingresos y hacer frente a diferentes compromisos de gasto.

Dentro del nuevo modelo fiscal cobran especial importancia las administraciones locales. Éstas deben ampliar su participación en los ingresos del Estado y de la Generalitat de Cataluña para hacer frente a sus necesidades de gasto.

Más inversión para Madrid y Valencia

Las negociaciones para la financiación que han tenido lugar en los últimos días no sólo han tenido como protagonista la cuestión catalana. Se han comprometido financiación también para Madrid y la Comunidad Valenciana.

Según ha podido saber este confidencial, el Gobierno también medita ampliar los márgenes de inversión autonómica para Madrid y la Comunidad Valenciana, ambas gobernadas por el PP.

De hecho, desde la Generalitat Valenciana ya se ha conformado un grupo de expertos para negociar con el Ejecutivo las nuevas condiciones de financiación.

¿En qué se invertirán los fondos?

Uno de los requisitos dentro del pacto de financiación es que debe garantizar la igualdad en el acceso a los servicios sociales básicos. Además, los nuevos recursos que genere este nuevo sistema de financiación se destinarán a sufragar las políticas básicas del estado del bienestar políticas de fomento del crecimiento económico y de creación de ocupación.

Otro punto importante es que ha de garantizarse que se cumpla la legislación catalana en materia de limitación del déficit y reducción del endeudamiento.

De acuerdo con el principio de lealtad institucional entre la administración autonómica y las corporaciones locales, la Generalitat tiene que hacer partícipes a los entes locales catalanes de una parte sustancial de estos nuevos recursos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·