Sábado 21/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

En Quatre Camins (Barcelona)

Un incendio en una cárcel de Cataluña acaba en una denuncia ante la Inspección de Trabajo

Un sindicato de funcionarios asegura que se detectaron problemas en el extractor de humo y en las luces de emergencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un colchón ardiendo en una celda estuvo a punto de provocar una tragedia en el Centro Penitenciario de Quatre Camins, en La Roca del Vallès (Barcelona). Así lo aseguran funcionarios de la prisión, que, ante las deficiencias que detectaron en ese incendio, han decidido llevar el asunto a la Inspección de Trabajo.

Centro penitenciario de Quatre Camins. Centro penitenciario de Quatre Camins.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico de fuentes de CSIF-Presons, el pasado 11 de septiembre los funcionarios de la cárcel de Quatre Camins entraron en una celda tras escuchar la alarma antiincendios.

El olor a quemado, pero sobre todo un humo denso se fue extendiendo por toda la planta de esa celda y por las zonas comunes del módulo. Al llegar a la celda, los funcionarios vieron que estaba ardiendo el colchón del preso, y tras algunos problemas lograron abrir la puerta y sacar al interno.

Desde la jefatura se avisó a todas las unidades que dispusieran de equipos Airbox, para respirar en situaciones de mucho humo por incendios, que acudieran a la planta porque la situación era muy complicada. “La densidad el humo era tal que la visibilidad en la planta y zonas comunes era nula”, denuncia este sindicato de funcionarios de prisiones.

En ese incidente, en el que algunos funcionarios llegaron a temer por sus vidas y que terminó siendo controlado, detectaron algunas deficiencias. Por ejemplo, que no cuentan con el equipo necesario para un incendio, ya que asegura que los equipos Airbox son para salir de un incendio, por para meterse para intervenir en él.

Pero, además, seguran que no funcionó correctamente el extractor de humos de esa planta de la cárcel. Tampoco había visibilidad: no se veían luces de emergencia ninguna, por lo que con el humo denso que lo llenaba todo la situación derivó en un “pánico colectivo”.

Tras este incidente, desde CSIF-Presons han decidido presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo con todas las deficiencias en medidas de seguridad que detectaron con este incendio.

Funcionarios de prisiones de Quatre Camins señalan que han perdido la cuenta de los incendios en esta cárcel. El anterior tuvo lugar el 25 de julio.

De ahí que vayan a denunciar el asunto ante la Inspección de Trabajo y que exijan la convocatoria de la Mesa de Seguridad para tratar este asunto de los incendios.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·