Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Carga veladamente contra la CUP

Un think tank secesionista alerta: servicios secretos europeos temen una Cataluña fuera de la OTAN

El Centro de Estudios Estratégicos, liderado por el fundador moderno de los Mossos d’Esquadra, ha contactado en las últimas semanas con “antenas” de agencias de espionaje y diplomáticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una de las amenazas que penden sobre la Cataluña independiente a la que aspiran los partidos nacionalistas es la de quedarse fuera de la Unión Europea y otras organizaciones internacionales como la OTAN. El debate sobre la permanencia o la salida de la Alianza Atlántica preocupa a servicios de inteligencia extranjeros.

Bandera independentista catalana junto a una de la Unión Europea en la Diada. Bandera independentista catalana junto a una de la Unión Europea en la Diada.

Convergència y el sector independentista más de centro y centro-derecha siempre ha tratado de convencer a la opinión pública de que la independencia de Cataluña no supondría la salida de la comunidad de la Unión Europea, ni del euro, ni de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Ese ha sido el mensaje mayoritario del independentismo, para tratar de contrarrestar los argumentos del Gobierno central y de los partidos contrarios a la secesión, que precisamente alertan del peligro de salir de la UE y de otros organismos internacional en caso de producirse una independencia unilateral.

Sin embargo, por ejemplo los anticapitalistas e independentistas de la CUP (Candidatura d’Unitat Popular) apuestan claramente por romper con la Unión Europea y con la OTAN. Por contra, en su momento Artur Mas aseguró que si la independencia provocara la salida automática de estos organismos internacionales al separarse del estado miembro, que es España, Cataluña pediría de inmediato su ingreso en la UE, el Espacio Schengen y la OTAN.

Un think tank presidido por el fundador de los Mossos

A este asunto se refiere el Centre d’Estudis Estratègics de Catalunya (CEEC), un think tank independentista que está dirigido por Miquel Sellarés: se trata de quien fue primer director de Seguridad Ciudadana de la Generalitat de Cataluña tras la dictadura de Franco y por tanto responsable de la fundación y despliegue de los modernos Mossos d’Esquadra. Este think tank, entre otras cosas, ha elaborado informes sobre cómo tendrían que crearse y organizarse unasfuerzas armadas de una Cataluña independiente.

En un análisis elaborado por su Comisión Política, el Centre d’Estudis Estratègics de Catalunya asegura haber mantenido en las últimas semanas contactos y reuniones con “antenas de inteligencia y diplomacia de diversos países europeos”.

El CEEC que dirige Miquel Sellarés siempre presume de contar con buenos contactos entre servicios de información e inteligencia. En este caso asegura que los servicios de inteligencia de algunos países europeos están “preocupados” por la falta de definición de Cataluña -de los dirigentes independentistas- en cuestiones estratégicas y de seguridad.

Pero incluso llega a hacer una referencia velada a las posiciones de la CUP, clave en el sostenimiento del gobierno de Carles Puigdemont, al añadir que esas fuentes del espionaje y la diplomacia ven con preocupación que “algunas fuerzas políticas propongan para Cataluña procesos constituyentes que alejarían a una futura Cataluña independiente del marco europeo de defensa y seguridad y de la OTAN”.

La forma de tener el apoyo de Estados Unidos

Desde el Centre d’Estudis Estratègics de Catalunya el análisis que hacen es que la peor forma de hacer avanzar el “proceso” es “no dejar claro que una Cataluña soberana se integrará con todas sus responsabilidades en el marco occidental y sus alianzas y colaborará estrechamente con sus vecinos, naturalmente incluida España, porque sus problemas de seguridad serán los mismos y habrán que corresponsabilizarse de la perte que le corresponda en la defensa y la seguridad del mundo occidental”.

Por eso este think tank independentista recomienda al gobierno de la Generalitat, y también a los partidos favorables a la secesión, que en su labor de relaciones públicas en el extranjero presenten a Cataluña como una sociedad “plenamente implicada en el mundo occidental”.

“Si hay alguna posibilidad de que Cataluña alcance su independencia nacional, esta es que disponga de la aquiescencia de la comunidad europea y, no nos engañemos, de los Estados Unidos”, y por eso considera que deben dejar claro que un estado catalán independendiente seguiría colaborando con la OTAN: “Esta es la única posibilidad que tenemos de que el conflicto Cataluña-España pueda algún día disfrutar del beneplácito de los actores internacionales”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·