Viernes 20/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Último informe de coyuntura de Foment del Treball Nacional

La patronal catalana señala el peligro para la recuperación: la falta de gobiernos estables y fuertes

Cataluña

La economía regional creció menos que el conjunto de España en el tramo final de 2014 pero lo superará este año por el tirón de las exportaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Foment del Treball Nacional es optimista respecto a la economía: prevé que en los próximos meses se afiance la recuperación tanto en Cataluña como en el conjunto de España gracias a la mejoría de la actividad económica global. Eso sí, señala que la perspectiva no está exenta de incertidumbres.

Jorge Fernández Díaz, Artur Mas, Felipe VI y Joaquín Gay de Montellá. Jorge Fernández Díaz, Artur Mas, Felipe VI y Joaquín Gay de Montellá.

El Confidencial Autonómico ha podido consultar el último informe de coyuntura elaborado por la patronal catalana, correspondiente al mes de marzo, en el que repasa la evolución de los principales indicadores económicos en 2014 y su efecto en este año 2015.

De acuerdo con el análisis que hace Foment, “el 2014 constituyó un punto de inflexión en lo que a la economía se refiere ya que durante este período muchos indicadores comenzaron a mostrar una evolución más favorable”; entre estos indicadores destaca que “el empleo creció y se redujo el paro; se produjo una aceleración del ritmo de crecimiento del PIB con el impulso de la demanda interna; se mantuvo el tono positivo de la industria y los servicios y, especialmente, culminó la contracción del sector de la construcción; y las exportaciones y llegada de turistas registraron una evolución muy favorable”.

Tras este cambio de tendencia positivo el año pasado, “el 2015 arranca con buenas perspectivas para la economía –la global y, muy particularmente, la española y catalana– y que será un período en el que se consolidará el cambio de tendencia observado el año pasado”, según los analistas de la confederación empresarial de Cataluña.

El optimismo que se refleja en el informe consultado por ECA sólo se puede ver empañado por un motivo, no tanto económico o financiero como procedente de la política.

Incertidumbre política

Y es que, si bien desde Foment se muestran convencidos de que durante los próximos meses “en Cataluña y España continuará la recuperación en un entorno caracterizado por una mejoría de la actividad económica global”, pero habrá un elemento externo añadido: una “mayor incertidumbre”.

La organización empresarial más grande de Cataluña señala que esa mayor incertidumbre que podría afectar negativamente a la recuperación económica proviene sobre todo del ámbito político: concretamente, por “la dificultad de disponer de gobiernos estables y fuertes que puedan continuar con el necesario proceso de reformas estructurales”.

Aunque no lo menciona explícitamente, la referencia que hace Foment a la posibilidad de que no haya gobiernos estables tanto en Cataluña como en el conjunto de España se explica por las elecciones al Parlament, que en principio se convocarán de forma adelantada para el 27 de septiembre, y por las elecciones a Cortes Generales que se celebrarán en otoño.

La caída de los partidos de gobierno -CiU en Cataluña, PP en el ejecutivo español- y la entrada con mayor fuerza de otros partidos políticos se muestran las encuestas apuntan al escenario que esperan con cierto temor los empresarios catalanes: sobre todo si, como dicen, esa falta de “gobiernos estables y fuertes” frena en seco o al menos ralentiza en parte el proceso de reformas estructurales en la economía española.

El miedo a que los resultados de las elecciones arrojen parlamentos muy fragmentados donde no sea fácil formar mayorías para aprobar las leyes y los presupuestos se está extendiendo desde hace más de un año entre empresarios e inversores extranjeros.

Cataluña crece menos que el conjunto de España

En informe de coyuntura del mes de marzo consultado por El Confidencial Autonómico Foment del Treball también explica las diferencias que ha detectado en la evolución económica de Cataluña y de España: “Lo más destacado en cuanto a la evolución del PIB en 2014 es, que en la segunda mitad del año, el ritmo de expansión de la economía catalana se mostró inferior al del conjunto de España”.

Analizando los últimos datos de crecimiento del Producto Interior Bruto, la patronal catalana constata “cómo el crecimiento de Cataluña pierde dinamismo en oposición al impulso que gana la economía española en general”. Ello se debe a que tanto la industria como el sector servicios y la construcción repuntaron en los últimos meses de 2014 con mucha más fuerza en el conjunto de España que en el caso específico de Cataluña.

Sobre el menor impulso del sector de la construcción en Cataluña, Foment aprovecha para lanzar una queja contra el Gobierno de España: “Se debe, en parte, a que la inversión en obras del Estado en Cataluña es relativamente inferior como porcentaje del PIB que en otras regiones y, por lo tanto, su impacto en la actividad económica resulta menor”.

La supuesta “discriminación” de Cataluña en inversiones públicas, sobre todo en infraestructuras, frente a otras regiones de España es una queja constante no sólo de los independentistas sino también de asociaciones empresariales y patronales de todo tipo.

Eso sí, las críticas de Foment también apuntan hacia la Generalitat, ya que la inversión presupuestada por el gobierno catalán “se orienta básicamente a pagar infraestructuras ya realizadas y no para financiar obras nuevas, por lo cual el sector pierde una fuente relevante de propulsión”.

Las exportaciones benefician más a Cataluña

Para el año actual, sin embargo, pueden cambiar las tornas: “De cara al 2015, por lo tanto, se espera que la economía catalana recobre impulso y llegue incluso a superar el dinamismo de la economía española en la medida que Europa acelere su recuperación”.

Y es que el mayor grado de apertura al extranjero que tiene Cataluña ha provocado que se aproveche y se beneficie menos que el resto de España del fuerte impulso de la demanda doméstica, mientras que en 2014 la demanda exterior perdió fuerza sobre todo en Europa. “Dado su alto nivel de apertura, Cataluña podrá verse favorecida por un escenario en el que el tirón de la demanda exterior se fortalezca, sustentado por el crecimiento de la economía europea, toda vez que la recuperación del sector de la construcción llegará con más debilidad a la economía catalana por las razones previamente mencionadas”, concluye Foment del Treball en su informe.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·