Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

La prostitución de inmigrantes en algunas calles de Barcelona es un hecho y su alcalde pide un cambio legislativo inmediato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La prostitución de inmigrantes nigeriantes en la calle de Petritxol, en la zona céntrica de Barcelona, es un problema que trae de cabeza a los dirigentes políticos de la ciudad. Su alcalde, Xavier Trias ha reclamado un cambio legislativo que interrumpa la situación y una mejor atención y protección para las víctimas que sufren "el esclavismo del siglo XXI".

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, reclama un cambio legislativo y una mejor atención a las víctimas de la red de prostitución que cada día se muestra principalmente en la calle Petritxol de Barcelona. Por las noches, Petritxol es uno de los puntos base del ejercicio de la prostitución callejera en el centro y allí, jóvenes nigerianas 'acaban' con sus clientes el trabajo pactado anteriormente.

Trias ha asumido que la prostitución callejera existe en Barcelona y mantiene que debe haber una cambio urgente y radical para luchar contra ella. "Esto pasa en Barcelona, no lo podemos negar, pero es inadmisible" declaró el alcalde en un programa radiofónico local. Para el alcalde de CiU, la prostitución no es ni legalizable ni defendible, y es necesario cambiar la mentalidad de las personas y aplicar la normativa de Barcelona que permite sancionar al cliente.

Trias ha pedido al Gobierno un cambio en la ley de extranjería para luchar contra la multirreincidencia que permite que las prostitutas -"casi todas inmigrantes ilegales"- vuelvan a la calle después de ser detenidas. "No podemos tener inmigrantes ilegales practicando la prostitución, que se las detenga en Petritxol, las lleven a la comisaria de Via Laietana, las acusen de faltas, les pongan una multa que no pagan y no las puedas ni devolver a su país ni atenderlas desde servicios sociales".

"Hay que darles la oportunidad de que salgan del circuito, la mayoría están explotadas por mafias criminales que trafican con las personas. Es el esclavismo del siglo XXI", ha matizado.También alertó de que "no hay que tolerarla porque sea el oficio más viejo del mundo. No es moralismo, que vayan a ver a las chicas y les cuenten cómo viven. Es un tema de sensibilidad humana. La gente que pide la legalización de la prostitución no sabe lo que dice".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·