Martes 21/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

La academia de la Guardia Civil de Valdemoro tiene edificios contaminados. Los Tedax que se forman en las instalaciones no trabajan con la seguridad necesaria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los expertos en explosivos de la Guardia Civil, los Tedax, de la academia de guardias jóvenes de Valdemoro (Madrid) han estado trabajando en un edificio con "suciedad y contaminación elevada". Es la conclusión a la que ha llegado un técnico independiente tras analizar el inmueble en el que el pasado 29 de junio falleció un agente a consecuencia de una explosión. En el informe, al que ha tenido acceso El Confidencial Digital, el técnico realiza la siguiente valoración: el edificio tiene un "nivel general de materia particulada y adherida en conductos por encima del límite recomendado". Las instalaciones, por tanto, "no cumplen con el estándar de higiene". El documento está fechado el 21 de julio, casi un mes después del accidente que le costó la vida al subteniente de la Benemérita. Los familiares del fallecido decidieron entonces personarse en la causa que investiga el caso como acusación particular. Denuncian graves problemas de seguridad en las instalaciones. Según ha sabido ECD, un grupo de compañeros del subteniente muerto y que prestaban sus labores en el edificio siniestrado están estudiando unirse a la demanda. Denuncian que, después del fatídico accidente, sus mandos han permitido (obligatoria o voluntariamente) que los beneméritos sigan trabajando en un "edificio sin seguridad medioambiental". Estos agentes basan sus acusaciones en dos informes que certifican que el edificio no es apto para trabajar en él: -- Un primer documento, firmado por el coronel jefe del acuartelamiento y fechado el 1 de julio, indica que hay que acometer diversas actuaciones para la rehabilitación del edificio, pues posee daños estructurales en sótanos, plantas superiores, fachada, instalaciones de agua y eléctricas. El montante de las obras de rehabilitación asciende, según este informe a dos millones de euros. En él también se menciona la opinión de diferentes jefes de unidad del edificio (en esas instalaciones tienen su base, además de los Tedax, la unidad NRBQ, los GEAS o submarinistas y otras secciones administrativas) que solicitan ocupar las instalaciones menos dañadas. -- Existe, a su vez, un segundo informe elaborado por una empresa externa. En él se indican cuáles son las zonas del edificio donde se produjo la explosión que presentan seguridad estructuras y cuáles no. Los guardias civiles denuncian que, a pesar de estos tres informes (el del coronel jefe y el de las dos empresas externas) que reflejan que el edificio tiene serios problemas de seguridad, los responsables del acuertelamiento han seguido permitiendo que los guardias civiles desarrollen su actividad diaria en él. Argumentan que en la academia de Valdemoro existen instalaciones vacías que podrían albergar temporalmente a estos agentes. Aún así, explican, "se han seguido dando cursos a los Tedax en las plantas superiores del edificio siniestrado".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·