Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

También por el asesinato de uniformados en Estados Unidos

Policías de Madrid reclaman fusiles de asalto tras el atentado de Niza

El sindicato CPPM asegura que son necesarias en controles de seguridad. Critica que no se haya formado a los agentes con motivo de la elevación de la alerta antiterrorista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ataque cometido en Niza con un camión que atropelló a más de un centenar de personas y el asesinato de varios policías en Estados Unidos han provocado la inquietud dentro de la Policía Municipal de Madrid. Algunos agentes consideran que les faltan medios para hacer frente a la amenaza terrorista.

Control de la Policía Municipal de Madrid. Control de la Policía Municipal de Madrid.

Es el caso del Colectivo Profesional de Policías Municipales (CPPM), el principal sindicato del cuerpo local de Madrid. Fuentes de CPPM explican a El Confidencial Autonómico que han reiterado su petición a la dirección de Policía Municipal y al ayuntamiento de que aumente la dotación de medios.

Si bien los agentes municipales no tienen competencias antiterroristas, este colectivo de agentes señala que una policía local ya fue asesinada por un yihadista en París en enero de 2015. A eso se suma el ataque de Niza de la semana pasada, cuando un presunto yihadista arrolló con un camión a decenas de personas que resultaron muertas.

Por último, apuntan también que en Estados Unidos, en la ciudad de Baton Rouge, varios agentes fueron asesinados a tiros. Todo ello les ha llevado a reiterar al ayuntamiento su petición.

Armas largas, como fusiles de asalto

Concretamente, piden que se les dote de armas largas, como fusiles de asalto. Consideran que las armas cortas, las pistolas que llevan de dotación, serían insuficientes ante el ataque de un terrorista armado con un fusil Kalashnikov, por ejemplo.

“No queremos rifles de mira telescópica, claro, pero sí armas largas para defendernos”, explican fuentes de CPPM. Aseguran que son necesarias para poder realizar con mayor seguridad los controles de documentación y alcoholemia que realizan por las calles de Madrid, y en los que podrían interceptar terroristas.

Por eso proponen a la dirección que al menos haya armas largas en cada una de las Unidades Intergrales de Distrito y en las Unidades de Apoyo a la Seguridad, las antiguas UCS antidisturbios. De esta forma se podrían usar en determinadas intervenciones.

Fuentes policiales destacan que igual que a las patrullas de la Policía Nacional se les ha dotado de armas largas desde que aumentó la alerta antiterrorista, y las exhiben en algunos servicios de vigilancia, también se podría hacer lo mismo con la Policía Municipal de Madrid, una ciudad “con mucho riesgo”.

De hecho destacan que ya hay algunos otros cuerpos locales de España con armas largas para determinados servicios.

Piden formación ante terroristas

Sus reclamaciones no acaban ahí: también proponen que se compren pistolas de electrochoque Taser para poder hacer frente a algunas amenazas. “Por ejemplo, en un caso como el chico del hacha en un tren de Alemania, no hace falta dispararle, con un Taser le puedes inmovilizar”, explican policías municipales a ECA.

Todo ello, aseguran para que los agentes puedan realizar más tranquilos sus turnos en las calles de Madrid y también para ofrecer mejores garantías de seguridad a los ciudadanos.

Además de medios materiales, desde CPPM reclaman al ayuntamiento que dirige Manuela Carmena que se implique en dar formación a los agentes: de hecho, denuncian que no han recibido formación ninguna desde que se elevó la alerta antiterrorista.

Tras los últimos atentados, piden que los policías municipales reciban formación para hacer frente a estos ataques: por ejemplo, cómo organizar un control para que no ocurra como en Niza y un camión atropelle a decenas de personas, o cómo frenar a ese camión.

“Si los agentes están formados, se sienten más seguros”, explica un policía municipal, que por ello insiste en la necesidad de que les entrenen, les hagan hacer más prácticas de tiro y les formen para estar preparados ante una amenaza terrorista.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·