Lunes 20/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

El navío recibió la bandera de combate en Getxo

Los tripulantes de la fragata Blas de Lezo visitaron por invitación el Aquarium de San Sebastián

Clubes y escuelas náuticas organizaron visitadas guiadas al buque. Militares y marineros vascos establecieron buena relación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La fragata Blas de Lezo visitó hace diez días la ría de Bilbao y los puertos de Pasajes y Getxo para recibir la bandera de combate. La visita del buque de la Armada provocó manifestaciones en contra por parte de la izquierda abertzale, pero también hubo gestos de cercanía y buena relación con los vascos.

La fragata Blas de Lezo en Pasajes. La fragata Blas de Lezo en Pasajes.

Como ya contó El Confidencial Digital, la llegada y la estancia de la fragata española estuvieron envueltas en polémica: también después, ya que el Partido Nacionalista Vasco presentó una queja ante el Ministerio de Defensa.

Más allá de la discusión política y nacionalista, la visita de la Blas de Lezo a la ría de Bilbao atrajo a muchos curiosos que pudieron subir a la fragata y comprobar de primera mano cómo es uno de los buques más modernos de las Fuerzas Armadas.

Asociaciones y clubes náuticos

El Confidencial Autonómico ha podido saber que varias asociaciones del País Vasco, como clubes náuticos y escuelas de navegación, organizaron visitas guiadas a sus socios para poder visitar el barco.

Por ejemplo, en estas visitas participaron marinos y aficionados a los barcos procedentes del Club Cantábrico de San Sebastián y de la Escuela Náutico Pesquera “Blas de Lezo” de Pasajes, además de militares del cuartel del Ejército en Loyola (San Sebastián).

Participantes en estas visitas guiadas explican a ECA que tanto los civiles que visitaron el buque como los militares que les recibieron en la fragata quedaron muy contentos con la visita. “La visita fue muy interesante y el trato de los oficiales y de la marineria fue exquisito y de una gran amabilidad”, asegura uno de los presentes.

Para poder acceder a la fragata Blas de Lezo, los miembros de estas asociaciones y clubes tuvieron que registrarse en una lista con su DNI. Aparte pudieron visitar el navío de la Armada familias y otras personas en distintos turnos.

Fuentes presentes en una de las visita relatan que los grupos guiados de marineros trabaron una buena relación con los efectivos de la Armada que estaban en la fragata F-103: de hecho, llegaron en muchos casos a comentar anécdotas del oficio del mar y “batallitas” de sus años en el servicio militar obligatorio.

Los militares visitaron San Sebastián

La buena impresión que entre estos clubes y asociaciones del País Vasco provocó la visita a la fragata llevó a que algunos de ellos quisieran devolver las atenciones con una invitación a los tripulantes de la “Blas de Lezo”.

Según ha podido confirmar El Confidencial Autonómico, los marineros de la fragata fueron invitados a visitar el Aquarium de San Sebastián. La invitación partió del presidente del Aquarium y de la Sociedad Oceanográfica de Guipúzcoa, Vicente Zaragüeta, tras liderar una de esas visitas guiadas.

El día 29 de junio acudieron al acuario una docena de altos mandos de la fragata que había atracado en Getxo, mientras que al día siguiente fue un grupo de cerca de 60 marineros de la Blas de Lezo. Además, los militares de la tripulación del buque aprovecharon para visitar el puerto, la parte vieja y el Museo Naval de San Sebastián.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·