Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Pese a las recientes encuestas

Decepción en el PP por la falta de empuje de Moreno Bonilla en Andalucía

Andalucía

Las críticas: no ha formado un equipo solvente, no está aprovechando el escándalo de los ERE, no conecta con la calle...

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pese algunas encuestas recientes en la comunidad andaluza que dan casi un empate técnico a PP y PSOE en intención de voto, en la cúpula del partido en Madrid, y en parte también en Andalucía, no están contentos con el nuevo líder regional, Juan Manuel Moreno Bonilla.

Juan Manuel Moreno Bonilla. Juan Manuel Moreno Bonilla.

Las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, tanto de Madrid como de Andalucía, reconocen también que Moreno Bonilla, nombrado a dedo por el presidente Mariano Rajoy en febrero, “no tiene una tarea fácil frente a Susana Díaz”, la líder regional del PSOE y prácticamente quién manda ahora en las filas socialistas a nivel nacional.

La ambición de Susana Díaz

“Conozco a Susana desde hace mucho tiempo y es un política que te avasalla. No se para ante nada y es muy ambiciosa. Por eso necesitamos un oponente que reúna también esas características y esa fuerza, y lo que ha demostrado Moreno Bonilla hasta ahora es poco”, explican fuentes andaluzas del PP.

Según estas fuentes del partido, “Andalucía es una región muy grande, tiene ocho millones de personas, es más grande que algunos países de Europa, y para llegar a todo el mundo no puedes hacerlo sólo. Tienes que pensar y rodearte de un equipo fuerte, potente. Y Moreno Bonilla no ha sabido crearlo hasta el momento”.

En riesgo Sevilla y Málaga

El no haberse rodeado de un equipo fuerte y capaz es una de las críticas más claras entre los populares en Andalucía. Por ejemplo, Moreno Bonilla nombró como número dos a Dolores López, una joven alcaldesa de 34 años del pueblo de Valverde del Camino, en Huelva.

El resultado es que los nervios de los alcaldes andaluces y de los presidentes de Diputación ganados en las últimas elecciones van creciendo, a medida que se va acercando la fecha de los próximos comicios. “O hacemos algo, o hay riesgo de perder plazas importantes como Sevilla o Málaga a manos del PSOE”, vaticinan en el PP.

Utilizar la corrupción

La decisión de Moreno Bonilla de no hacer oposición política aprovechando el escándalo de los ERES que ha afectado a los anteriores gobiernos del PSOE andaluz tampoco se entiende en la cúpula del PP.

Los socialistas han golpeado muy duro al PP por el caso Bárcenas,y en Madrid creen que lo de los ERES es mucho más grave porque afecta a más gente, incluidos parados, y el dinero defraudado es mucho mayor.

“Hay que salir a la calle, recorrerse la región pueblo a pueblo si hace falta, y explicarle a la gente lo que es este escándalo y lo que significa”, aseguran fuentes del PP en Madrid. “Moreno Bonilla no puede dejar este caso a un lado”, sentencian.

No conecta con la gente

En Madrid creen que el líder regional no conecta con la gente de Andalucía. “¿Conoces alguna propuesta que haya hecho?”, pregunta retóricamente una fuente del PP. “Nada que haya calado en la gente, nada de entidad. Es que no ha hecho nada y ya lleva cinco meses en el cargo”, denuncian. La última propuesta, recuerdan sus críticos, ha sido pedir una Renta Básica en Andalucía, copiando lo que dice el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Los hay incluso más duros dentro de Génova: “Moreno Bonilla no tiene el apoyo de ningún presidente regional. Nadie le apoya ya. Pero está claro que ahora es muy difícil tomar la decisión de quitarle cuando fue un nombramiento polémico”, explican.

Moreno Bonilla fue nombrado en febrero presidente del PP de Andalucía tras la intervención directa de Mariano Rajoy. La secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, apoyaba a otro candidato, del PP de Sevilla, que finalmente optó por retirarse de la carrera y quedó Moreno Bonilla como única opción.

Si el nombramiento resultó polémico, más aún lo han sido sus primeros días al frente del partido. Nada más alcanzar el poder se supo, por ejemplo, que había inflado su curriculum. 

“En menuda me he metido” 

El propio Moreno Bonilla ha llegado a reconocer, en privado, que se encuentra en una situación difícil. 

“En menuda me he metido”, comentó a otro político andaluz, de un partido distinto, mientras compartían asiento en el AVE. La reflexión de Moreno Bonilla fue que estaba muy tranquilo como secretario de Estado en Sanidad en Madrid, mientras que ahora tiene que pelearse con la fuerza de Susana Díaz, sin ser parlamentario andaluz, y encima con un PP dividido por su nombramiento.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·