Viernes 17/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Sin acuerdos en la Junta

Susana Díaz tendrá que aplazar su investidura hasta después de las municipales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Salvo sorpresa de última hora, la candidata socialista a la presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tendrá que esperar los resultados de las elecciones andaluzas para ser investida como nueva presidenta y poder formar gobierno. 


Susana Díaz y el presidente de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Juan Marín. Susana Díaz y el presidente de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Juan Marín.

Díaz ha cosechado un nuevo rechazo de la mayoría del Parlamento de Andalucía para ser investida en segunda votación, pues PP, Podemos, Ciudadanos e IU han vuelto a votar en contra y por tanto no ha conseguido la confianza de la cámara.

Ninguna formación política salvo los socialistas está dispuesta a favorecer la investidura conscientes del correctivo que podrían recibir en las elecciones municipales, tras la movilización de votantes y simpatizantes en las redes sociales, una presión que todos han recibido en mayor o menor medida.

Los electores de las formaciones emergentes no quieren ni oír hablar de apoyos o pactos con los socialistas cuya imagen está ligada a la corrupción y el clientelismo político. El presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán, ha convocado un nuevo pleno para el próximo 14 de mayo en el que se procederá a una nueva votación, si bien todo apunta a que el resultado será el mismo que el cosechado por Díaz en las dos ocasiones anteriores.

Dos negativas consecutivas

Las dos negativas consecutivas obtenidas por Susana Díaz en el Parlamento andaluz no favorece en nada la imagen de liderazgo que se ha trabajado durante meses la también candidata socialista y su equipo. La preocupación en las filas socialistas es palpable y se nota en los gestos, las formas, e incluso el tono de voz de Díaz que ahora aparece ligeramente abatida en sus apariciones públicas.

Una imagen de debilidad que podría afectar a los intereses de Susana Díaz en seno del PSOE y que podría afectar a sus detractores dentro de sus propias filas.  Fuentes del PSOE de Andalucía consultadas por ECA aseguran que aunque los nervios "están controlados" la imagen que transmite Díaz es de " cierto cansancio, comprensible por las circunstancias".

No obstante, consideran que "seguirán dialogando con todos y aportando propuestas" aunque sostienen que "los intereses partidistas y partidarios se están anteponiendo a los andaluces, lo que hace muy difícil el diálogo por no decir imposible".

Los socialistas entienden que lo ocurrido estos días en el Parlamento servirá para que los andaluces "tomen nota". Los lamentos, eso sí, se suceden. "Aquí y en este momento nadie mira por Andalucía. El PP preocupado por salvar a los alcaldes, Podemos por su caída libre y Ciudadanos por su falta de criterio” . La irrelevancia de IU en todo este proceso los mantiene al margen de todo.

Del ‘no’ a la abstención

En círculos políticos andaluces, se impone la tesis del divorcio existente entre las bases y votantes de las formaciones políticas emergentes y sus líderes en Andalucía. Especialmente en Ciudadanos, el partido político de Albert Rivera y de Juan Marín.

Las declaraciones públicas de unos y otros ha favorecido la imagen de que todos, en mayor o menor medida, han querido pactar con el PSOE o favorecer la investidura de Susana Díaz con su abstención. Y esa misma tesis es la que mantiene un amplio sector de los socialistas. " Nadie se quiere vincular en estos momentos con nosotros, lo que no quiere decir que esa misma actitud se vaya a mantener una vez superada la cita electoral del 24 de mayo". 

Etiquetas
, ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·