Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

30 euros de canon y compra de hilo musical. La SGAE obliga a los chiringuitos andaluces a tomar medidas para que el negocio no se vaya al traste

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rechazo general de empresarios y ciudadanos en España hacia esta organización hace que busquen alternativas para no tener relaciones contractuales con la misma. Mientras, la SGAE soporta una caída de ingresos y una morosidad del veinticuatro por canon. La Sociedad General de Autores Españoles es una sociedad privada española de gestión colectiva, que cuenta con más de 100 años de historia. Se dedica a la gestión de los derechos de autor de sus socios, desde artistas a empresarios relacionados con el mundo de la cultura. Tras las numerosas polémicas surgidas, la imagen de esta sociedad cuenta con el rechazo de un amplio sector de la población a raíz del cobro, llamado canon digital, cuyos beneficios se reparten entre sus socios. Por ello, numerosos empresarios se niegan a pagar directamente a la SGAE por tener ambientación musical en sus negocios. Según ha podido saber El Confidencial Digital, numerosos chiringuitos de la costa del Sol están contratando hilo musical para ambientar sus negocios, a empresas especializadas. La cuota mensual va desde los cuarenta a los setenta euros y no es necesario tener ningún tipo de contrato con la sociedad de autores. Desde Xenox, empresa especializada en ambientación de locales, explican a ECD que tienen un acuerdo con la SGAE a la que pagan las tres cuartas partes de esa cuota mensual. El rechazo a pagarles el canon directamente a la sociedad de gestión de derechos es tal que muchos empresarios de chiringuitos de la costa española no quieren ni hablar de ella. Profesionales del sector del ocio a los que ha tenido acceso este confidencial afirman que graban su música y la reproducen en sus chiringuitos a sabiendas que es ilegal. "Nosotros lo haremos así hasta que alguien venga y nos quiera denunciar. De momento no se han pasado por aquí los de la SGAE", afirma el dueño de uno de esos locales. Mientras, trabajadores de la SGAE explican a ECD que no se ha iniciado una campaña contra los chiringuitos, pero que deben pagar como el resto de locales aunque solamente funcionen durante los meses de verano. "La SGAE no tiene ningún afán recaudatorio. Nosotros vamos al local e informamos al dueño qué tiene que hacer en caso de que esté infringiendo la ley. En caso de negarse lo ponemos en conocimiento de las autoridades competentes para que actúen", afirman desde la sociedad de autores. La Sociedad General de Autores Españoles sufre una importante caída de los beneficios, un 11´5 % en 2008 y un 5´1 % en 2009. Sin embargo, el principal problema de esta bajada de los ingresos es el de la morosidad que alcanza el 24%. La mayor parte de esta deuda proviene del pago procede de entidades públicas como los ayuntamientos y no de los ciudadanos y empresarios del ocio.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·