Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

Rafa Nadal dejará de ser imagen turística de Baleares. El Gobierno regional no tiene dinero para seguir pagando el patrocinio del tenista y la ‘opción Jorge Lorenzo’ se desvanece

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Baleares se quedará sin la imagen de Rafa Nadal antes de finalizar el 2010. Las deudas de la consejería de Turismo hacen inviable la renovación del contrato de patrocinio y el tenista ultima negociaciones con empresas gestoras de grandes 'resorts' en Riviera Maya. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el acuerdo alcanzado entre el manacorense y el Gobierno de Francesc Antich tenía una duración de tres años, hasta 2011. Sin embargo, la intención del Ejecutivo balear es 'romperlo', ante la falta de dinero y los compromisos económicos, aún pendientes de pago, que ha contraído Turismo. El Gobierno regional podrá ahorrarse cuatro millones de euros en el pago del patrocinio de Rafa Nadal, aunque aún le quedará mucho dinero por pagar: según datos del propio Ejecutivo, el gabinete que dirige Joana Barceló ha contraído una deuda de 47 millones de euros. La reducción de costes ha sido la medida más urgente que ha emprendido el equipo de Francesc Antich para intentar tapar este gran 'agujero', aunque se espera una inyección económica extra para Turismo de 20 millones y medio de euros, procedentes de las arcas públicas. La rescisión permitirá a Rafael Nadal abrirse otras oportunidades de negocio. Tal y como adelantó este confidencial -vea aquí la información-, el tenista está en conversaciones desde principios de año con Félix González Canto, gobernante en una de las localidades de la península de Yucatán, en México, para que el número uno del tenis promocione el turismo de sol y playas caribeñas de la Riviera Maya. El Gobierno de Baleares ya había pensado en el posible sustituto del tenista para patrocinar las islas: el piloto Jorge Lorenzo. Sin embargo, la primera toma de contacto entre los representantes de ambas partes no ha sido resolutiva. Fuentes del Ejecutivo autonómico se muestran cautelosas: "Hay que esperar. No estamos en momentos de excesiva alegría económica, y los contratos de patrocinio deben estudiarse con detenimiento".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·