Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

El “Estado español” se convierte en “el Estado”

CCOO Cataluña incluye enmiendas independentistas en sus estatutos

En la nueva redacción se ha borrado una referencia al marco constitucional. Ahora el sindicato sólo reconoce los marcos legales que “expresen la voluntad democrática del pueblo catalán”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La federación catalana de Comisiones Obreras celebró recientemente su XI Congreso, en el que renovó sus propuestas y relegó a Joan Carles Gallego por Javier Pacheco en la secretaría general. Entre otras cuestiones, introdujo modificaciones en los estatutos, y concretamente en cuestiones que hacen referencia al asunto de la independencia de Cataluña.

Joan Carles Gallego y Javier Pacheco, en el congreso de CC.OO. Cataluña. Joan Carles Gallego y Javier Pacheco, en el congreso de CC.OO. Cataluña.

Durante la etapa de Joan Carles Gallego, Comisiones Obreras de Cataluña -como UGT con Josep María Álvarez- ha apoyado la hoja de ruta de la Generalitat hacia la independencia: sin declararse independentista, el sindicato ha respaldado los empeaños por celebrar un referéndum sobre la secesión de Cataluña respecto del conjunto de España.

En este congreso, el nuevo secretario general ha reafirmado que desde CCOO son partidarios del “derecho a decidir”: creen que los ciudadanos de Cataluña deben votar y de forma vinculante decidir su estatus político, incluida la posibilidad de independizarse.

Algunos han interpretado, sin embargo, que la marcha de Joan Carles Gallego podría alejar a Comisiones Obreras del secesionismo.

Pero por otra parte, El Confidencial Autonómico ha podido comprobar que durante el XI Congreso, Comisiones Obreras de Cataluña incorporó a sus estatutos enmiendas que precisamente no van en la línea de rechazar el proceso secesionista, sino que suponen un mayor acercamiento al independentismo.

Desaparece el “español” del Estado

En la federación del sindicato en Cataluña existe una corriente denominada “Sindicalistas de CCOO por la independencia y la República Catalana”, que trata de reivindicar que según las propias encuestas internas, en Comisiones Obreras de Cataluña hay un gran número de independentistas, que llegaría hasta el 40%.

Desde esta corriente destacan que en el congreso se han cambiado los estatutos gracias a enmiendas: por ejemplo, en el artículo 5 epígrafe c), que define el carácter “nacional” de Comisiones Obreras de Cataluña.

Ya anteriormente el sindicato hablaba de la “nación catalana”, de “derecho de autodeterminación”... Pero ahora, todo ello se refuerza en algunos detalles. Antes expresaba que Comisiones Obreras desarrollaba sus acciones “en el seno de la nación catalana, una de las que configura el Estado plurinacional español”. Ese añadido del “Estado plurinacional español” ahora ha desaparecido.

De la misma forma, a la “plena solidaridad del pueblo de Cataluña con los otros pueblos del Estado español” le han quitado la última palabra: ya sólo se cita el “Estado”, sin “español”.

Adiós a las referencias a la Constitución

Anteriormente, Comisiones Obreras de Cataluña reconocía y desarrollaba su actividad “en los marcos legales existentes y los respeta como expresión de la voluntad democrática del pueblo catalán que, en su día, los aprobó”.

Ahora, eso se ha convertido en “los marcos legales e institucionales que expresan la voluntad democrática del pueblo de Cataluña, que los determina, en todo momento, en el ejercicio de su derecho a decidir”. Si la anterior redacción hacía una referencia implícita a la Constitución de 1978 y al Estatuto de Autonomía, ahora elimina esas referencias y viene a dar por hecho que todo depende de la voluntad de los catalanes en cada momento.

Esta misma idea, de retirar de los estatutos referencias a la legalidad y a la Constitución, se ve en el siguiente párrafo. Antes declaraba que Comisiones Obreras se declaraba partidaria del “desarrollo progresivo del marco constitucional y del Estatuto de Autonomía desde el respeto a las aspiraciones de la ciudadanía a decidir, expresada de forma amplia y democrática, como manera de avanzar hacia el ejercicio del derecho de autodeterminación”.

Tras la aprobación de la enmienda de corte independentista, el desarrollo del que se habla es del “del marco democrático institucional para seguir profundizando en el pleno ejercicio del autogobierno de la nación catalana”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·