Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Los argumentos a favor de la enseñanza en catalán: “En Madrid sólo se puede estudiar en castellano”

Cataluña

Plataforma per la Llengua y Som Escola defienden que los escolares también deben hablar “la lengua propia de Cataluña” en el patio del colegio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los partidarios del modelo de inmersión monolingüe en los centros de enseñanza de Cataluña salen a la calle este sábado 14 de junio para defender este sistema frente a los “ataques” que, según ellos, recibe por las sentencias del Tribunal Supremo favorables a la educación en castellano o por la nueva Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa impulsada por el ministro José Ignacio Wert.

Manifestación en favor de la inmersión lingüística. Manifestación en favor de la inmersión lingüística.

“Per un país de tots, decidim escola catalana”: este es el lema de la marcha que recorrerá este 14 junio las calles de Barcelona para reclamar el blindaje del sistema lingüístico que desde hace varias décadas rige en los colegios e institutos públicos de Cataluña, y que sólo contempla el catalán como lengua vehicular en la enseñanza.

La manifestación, que coincide con el final del curso escolar, la promueve principalmente Som Escola, una plataforma que agrupa a decenas de entidades catalanistas y nacionalistas como la Plataforma per la Llengua y Òmnium Cultural.

En los días previos, precisamente Som Escola y la Plataforma per la Llengua está difundiendo un documento con el que pretenden explicar los motivos de que en Cataluña sólo se pueda estudiar en catalán: su título es “Argumentario en apoyo del catalán como única lengua vehicular de la escuela catalana”.

En Madrid no hay libertad de elección de lengua

El argumentario, al que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico, desgrana las virtudes de este modelo monolingüe en las escuelas y en 11 claves trata de desmontar las “afirmaciones erróneas que tergiversan nuestra realidad social y lingüística”.

Uno de los argumentos más llamativos se repite en el punto 1 y el 2: la inmersión lingüística no es un modelo exclusivo de Cataluña, sino que de hecho se da en todas las comunidades autónomas castellanoparlantes de España. El razonamiento es que, por ejemplo “en Madrid el sistema educativo es en la lengua propia del territorio, tanto para aquellos que la tienen como lengua materna como para los que no; en último término, se trata de inmersión lingüística”.

Según Som Escola y Plataforma per la Llengua, “en Madrid no hay libertad de elegir la lengua vehicular según la lengua materna, aunque en una escuela haya muchos hablantes de árabe o de rumano”. Para estas entidades, el catalán es la única lengua propia de Cataluña, y hacen ese paralelismo entre el castellano y el árabe o el rumano.

De hecho, incluso consideran que es mucho más tolerante el modelo catalán, ya que “mientras un ciudadano español de habla catalana no puede aprender catalán en Madrid, un ciudadano español de habla no catalana tiene garantizado, y además por obligación, el conocimiento de la lengua castellana”.

“Elemento fundamental de la cohesión social de nuestro país”

Otros puntos del argumentario consultado por ECA inciden en asegurar que estudiar durante toda la etapa escolar con sólo el catalán como lengua vehicular consigue que los catalanes acaben siendo bilingües en ambos idiomas cooficiales. La razón esgrimida es que los alumnos que tienen como lengua materna el catalán ya aprenden el castellano porque “viven inmersos en ámbitos donde la lengua de uso habitual es el castellano”.

Por su parte, argumentan que los niños castellanoparlantes no quedan excluidos del sistema: al contrario, señalan que la inmersión consigue que estos alumnos acaben siendo competentes en ambas lenguas para desarrollar con normalidad su vida en la sociedad catalana. “La inmersión es un elemento esencial en el establecimiento de la compatibilización de la lengua inicial y la lengua catalana y, por tanto, un factor fundamental en la construcción de la cohesión social de nuestro país”, señala el documento de Som Escola.

Catalán en el patio, en las excursiones, en el comedor...

Además de rechazar la idea de que el monolingüismo en las aulas fomente el fracaso escolar, y de atacar duramente las sentencias de Tribunal Supremo que ordenan escolarizar en castellano a los alumnos que lo pidan, el argumentario a favor de la inmersión rebate la afirmación de que “los patios [de los colegios] han de ser un lugar de libertad. Cada uno ha de hablar como quiera”.

Los partidarios de monolingüismo señalan que “la aplicación del Programa de Inmersión requiere que todo el espacio escolar, clases, patios, comedor, salidas ... tenga el catalán como lengua vehicular. Precisamente es mucho más importante que los niños y niñas interactúen en catalán en los espacios de recreo que en la misma clase”.

Por eso, reclaman que “el alumnado ha de utilizar el catalán como una lengua de relación, no sólo como una lengua de docencia. El centro es un espacio educativo desde que los alumnos entran a la escuela hasta que salen y, por tanto, todas las actividades deben desarrollarse en la lengua de aprendizaje”. Es decir, que todos los alumnos deben hablar siempre y sólo en catalán en los colegios de Cataluña.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·