Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Tenía un nivel de glucosa alarmante

Carlos Fabra casi no sale vivo de la cárcel

El ex presidente de la Diputación de Castellón se pasó su segundo permiso penitenciario en un hospital madrileño, volvió a prisión y ha tenido que ser ingresado de nuevo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nada más abandonar la cárcel el pasado 20 de febrero y dispuesto a disfrutar del permiso con su familia, Fabra se sometió a un chequeo hospitalario. Los médicos se alarmaron por el elevado nivel de glucosa en su sangre, más de 500, que es más del doble del nivel adecuado, por lo que fue ingresado en un hospital madrileño.

Carlos Fabra. Carlos Fabra.

Así lo han explicado fuentes del entorno familiar de Carlos Fabra a El Confidencial Autonómico. El peligro para la salud del que fue presidente de la Diputación de Castellón y del PP provincial fue muy alto: de hecho, estuvo a punto de sufrir un “shock” de consecuencias muy graves o incluso mortales en febrero, durante su permanencia en la cárcel de Aranjuez, donde cumple condena de cuatro años por fraude fiscal.

Fabra fue operado de un trasplante de hígado en 2010 en un hospital público madrileño y tiene 70 años. Requiere frecuentes controles médicos, y por eso “debían haberle hecho un chequeo en la cárcel hacía dos meses, pero no se lo hicieron, y esa negligencia podía haberle costado la vida”, afirman personas cercanas.

Doble viaje cárcel-hospital en 5 días

“Al finalizar el permiso penitenciario el día 24 de febrero, los médicos desaconsejaron darle el alta para regresar a la cárcel, pero aceptaron dársela finalmente”, explican a ECA desde su entorno,“pues alargar un permiso penitenciario, aunque sea por razones médicas, parece que empaña el historial para futuros permisos”.

Fabra regresó a la cárcel de Aranjuez el día previsto y, a la vista de su estado de salud, ha sido ingresado de nuevo en un hospital madrileño, donde permanece actualmente, y según parece recuperándose satisfactoriamente, según han expresado las mencionadas fuentes.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que en la noche del miércoles 2, Carlos Fabra ya pudo regresar al centro penitenciario tras recuperar un nivel normal de glucosa.

Carlos Fabra cumple cuatro años de condena en la cárcel de Aranjuez por fraude fiscal, desde el 30 de noviembre de 2014. Disfrutó del primer permiso penitenciario en octubre de 2015, pasando con su familia en Madrid los cuatro días que le concedieron.

A Fabra se le negó un segundo permiso -para pasar las Navidades con la familia-, aunque inicialmente le habían dicho de palabra que no habría inconveniente en concedérselo, pues reunía los requisitos.

El entorno de Fabra asoció entonces la denegación del permiso a la inminente celebración de las elecciones generales, el pasado 20 de diciembre: la negativa “venía de arriba”, como ya informó ECA el pasado 24 de diciembre.

Además de la pena de cárcel, Fabra ha de pagar una multa e indemnización por un valor total de 1,4 millones de euros, y para ello ha puesto a la venta su chalet en Les Playetes (Oropesa del Mar, Castellón).

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·