Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Para igualarlo al castellano

La Generalitat estudia una propuesta para imponer el valenciano en comercios y etiquetas

La entidad catalanista Plataforma per la Llengua se reunió con el director general de Consumo y le presentó medidas para obligar a las empresas a atender a los clientes en los dos idiomas cooficiales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El gobierno valenciano integrado por el Partido Socialista y Compromís y apoyado por Podemos está implantando distintas medidas para potenciar el uso de la lengua valenciana tanto en la administración pública, en su atención a los ciudadanos, como en diversos ámbitos sociales y económicos. Pero desde la Plataforma per la Llengua piden mayor apoyo al valenciano.

Horchatería de Valencia con los rótulos en castellano. Horchatería de Valencia con los rótulos en castellano.

En los primeros meses de legislatura de la nueva Generalitat Valenciana que preside Ximo Puig se anunció que la Consejería de Educación y Cultura, a través de la Dirección General de Política Lingüística, estudiaría medidas para potenciar el uso del valenciano en las empresas.

Su idea era pasar de la simple rotulación de los comercios en el exterior a que las empresas asumieran de forma más completa el uso del valenciano.

Reunión con el director general de Consumo

El Confidencial Autonómico ha podido saber que hace unas semanas el director general de Comercio y Consumo de la Generalitat Valenciana, Ignasi Costa, mantuvo una reunión con Manuel Carceller, el portavoz valenciano de la Plataforma per la Llengua, una entidad catalanista que trata de extender el uso del catalán en todos los ámbitos en Cataluña, Baleares, Aragón y la Comunidad Valenciana.

Las fuentes de esta organización consultadas explican que su portavoz aprovechó la reunión para entregar en mano y también en registro un documento con diversas propuestas para ser incluidas en una hipotética reforma de la ley de consumo.

La idea de la Plataforma per la Llengua es conseguir que sean efectivos los derechos de los consumidores en valenciano al mismo nivel que se pueden ejercer en castellano, de forma que se garantice la cooficialidad. Denuncian que actualmente la legislación autonómica es “altamente protectora con una de las lenguas oficiales, el castellano, y poco con la otra, el valenciano o catalán”.

Facturas, menús, rótulos y etiquetas en valenciano

Según explican a ECA, para corregir esa discriminación del valenciano proponen cambia la ley de consumo o aprobar otra ley que desarrollar los derechos lingüísticos de los consumidores. Se concreta en varios puntos que supondrían un cambio sustancial porque obligarían a utilizar el valenciano a miles de empresas y negocios:

-- “Las empresas atenderán los consumidores, en el ámbito de la Comunidad Valenciana, como mínimo, en las dos lenguas oficiales, sin discriminarlos por la lengua oficial que elijan, tanto en el ámbito presencial como en las otras formas de relación con el consumidor”.

-- “Las empresas dispondrán de versiones de sus listas de precios, cartas y menús como mínimo, en las dos lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana”.

-- “Las empresas garantizarán el derecho al consumidor a recibir la documentación contractual y las facturas, como mínimo, en las dos lenguas oficiales. Los contratos de adhesión deberán tener una versión disponible, como mínimo, en las dos lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana”.

-- “La información de carácter fijo interior y exterior de los comercios de la Comunidad Valenciana constará escrita, como mínimo, en las dos lenguas oficiales de la Comunidad”.

-- “Las informaciones para el uso y de seguridad que acompañan a los productos no alimenticios (en el etiquetado, el embalaje o en folletos o prospectos adjuntos), deberán figurar, como mínimo, en las dos lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana”.

Buena acogida en la Generalitat

Fuentes de la Plataforma per la Llengua aseguran que su sensación tras la reunión con el director general de Consumo de la Generalitat Valenciana es buena. “El director general de Consumo coincide con nuestra reflexión de que los derechos del consumidor deberían estar disponibles tanto si la lengua elegida para sus relaciones de consumo es el castellano, como si es el valenciano”, explican.

De hecho, salieron de la reunión con el compromiso de este cargo del gobierno valenciano de que van a estudiar sus propuestas que piden establecer la obligación de ofrecer el valenciano en todos los ámbitos de la relación entre las empresas y sus clientes.

Lo que espera esta entidad catalanista es que todas estas intenciones se concreten en cambios en la ley que “permitan avanzar en la línea de plantear unos derechos de los consumidores más conformes a un régimen de cooficialidad, que permitan avanzar hacia esa igualdad lingüística que genera tanto consenso en el mundo académico y parte del mundo cultural y político valenciano”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·