Lunes 20/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

Las balanzas de Monago incluirán el coste de mantener en Extremadura la central nuclear de Almaraz

Extremadura

También recogerán que la región es “contribuyente neta de oxígeno”, de lo que se aprovechan las industrias que emiten CO 2 en otras comunidades autónomas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mientras el Ministerio de Hacienda ultima la presentación de las balanzas fiscales y de las nuevas cuentas públicas territorializadas, algunos gobiernos autonómicos ya están haciendo sus propios cálculos de lo que aportan al conjunto del Estado y de lo que reciben de él. Es el caso del ejecutivo extremeño de José Antonio Monago, que el 5 de marzo hará públicas sus balanzas, que no se limitarán al aspecto fiscal.

José Antonio Monago, flanqueado por la vicepresidenta, Cristina Teniente, y el consejero de Economía, Antonio Fernández. José Antonio Monago, flanqueado por la vicepresidenta regional y por el consejero de Economía.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se comprometió en octubre a presentar los cálculos de los flujos entre el Estado y las comunidades autónomas en diciembre (fecha que se ha ido retrasado). Estos datos servirían para diseñar la reforma tributaria -que se aprobará en 2014, según anunció el jefe del Ejecutivo- y para negociar la revisión del sistema de financiación autonómica.

El Confidencial Autonómico reveló que los datos que se harán públicos -las nuevas cuentas públicas territorializadas, distintas del cálculo de carga/beneficio- mostrarán que las grandes beneficiadas del actual sistema son Andalucía, Cataluña, Canarias y Extremadura.

Balanzas no sólo fiscales

Precisamente, el presidente extremeño, el popular José Antonio Monago, anunció que su gobierno publicará el 5 de marzo sus propias balanzas. Fuentes de la Presidencia de Extremadura explican a El Confidencial Autonómico que esas balanzas no serán sólo fiscales, sino que incluirán otros conceptos: infraestructuras, industrias, mercado de trabajo, comercio, energía...

Desde el círculo próximo a Monago afirman que, en el caso concreto de lo que aporta Extremadura al conjunto de España, recogerán elementos que hasta ahora no se han tenido en cuenta para analizar el “esfuerzo” que realiza cada comunidad autónoma.

El coste de acoger una central nuclear

ECA ha podido saber que, por ejemplo, los cálculos que hará público el ejecutivo regional extremeño incluirán los costes con los que carga esta región por acoger en su territorio la central nuclear de Almaraz (Cáceres), que tiene dos reactores atómicos.

“No todo el mundo está dispuesto a acoger una central nuclear”, afirman desde el gobierno de Monago. Según sus cálculos, los beneficios que deja la central en la región en forma de empleo (la central tiene unos 600 trabajadores) no compensan los costes en forma de medidas de seguridad y de riesgos ecológicos que tienen que afrontar los ayuntamientos de las cercanías, la diputación provincial y el gobierno regional.

Además, el ejecutivo autonómico recuerda que los beneficios empresariales de la gestión de la central de Almaraz no repercuten en Extremadura: ni Iberdrola (Bilbao), ni Endesa (Madrid), ni Gas Natural Fenosa (Barcelona) cotizan en la región.

Contribuyentes netos de aire puro

Junto a esta aportación al conjunto de España por acoger una central nuclear, las balanzas de Monago incluirán otro concepto ‘ecológico’ que nunca se ha tenido en cuenta. “Somos contribuyentes netos de oxígeno a España”, apunta un miembro del Ejecutivo extremeño.

Según explica a El Confidencial Autonómico, Extremadura tiene una enorme superficie de terreno forestal, no urbanizado ni industrializado, que aporta aire puro a toda España. Sobre todo porque nuestro país tiene un cupo de dióxido de carbono ( CO 2) que pueden emitir, sobre todo, las fábricas que, en su mayoría, están en Madrid, Cataluña y País Vasco, no en Extremadura.

Si ese dióxido de carbono excede su nivel, se compensa con el oxígeno que producen las masas forestales. Por tanto, del oxígeno de las dehesas extremeñas se aprovechan industrias que no benefician a Extremadura sino a otras comunidades autónomas.

En definitiva, las balanzas que publicará el ejecutivo autonómico que preside José Antonio Monago tratarán de detallar los motivos que explican las diferencias que existen entre comunidades autónomas: “Se ha trasladado la idea de que hay regiones más avanzadas porque son más listas que otras, pero tiene muchas razones históricas”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·