Domingo 25/02/2018. Actualizado 14:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Nuevas órdenes en la piscina de Batallones (Ferrol): la Armada rectifica la normativa que reservaba una calle para el uso exclusivo de oficiales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La piscina de Batallones, en Ferrol, ya no tendrá ninguna calle reservada para oficiales de la Armada. Esa normativa, vigente hasta ahora, ha cambiado después de que la dirección de las instalaciones decidiera retirarla. Ahora podrá nadar cualquier militar en activo, sin distinción de rango. El asunto viene coleando desde hace meses, cuando un sargento primero fue sancionado por nadar en esta calle y negarse a abandonarla ante la presencia de un oficial de la Armada. El tema llegó hasta el Congreso de los Diputados de manos del Bloque Nacionalista Gallego. Fue entonces cuando el Ministerio de Defensa respondió a una pregunta parlamentaria asegurando que en esa calle de la piscina "no hay ningún privilegio", simplemente que está "reservada a militares" (sin especificar el rango). Pese a ello, la orden se mantuvo. El sargento sancionado, una vez cumplido el castigo, volvió a reincidir y eso le supuso una nueva sanción. Esta vez, por noventa días -que cumple actualmente-. Sin embargo, según ha podido saber ECA, la dirección de la piscina ha dado marcha atrás y ha rectificado la orden: el cartel que figuraba en la piscina ha desparecido y la Oficina de Apoyo al Personal ha distribuido una circular con la nueva normativa. Según este documento, al que ha tenido acceso ECA -véalo aquí-, a partir de ahora la calle uno de la piscina quedará reservada a "militares en servicio activo y en reserva con destino". La nueva normativa impide de nuevo el uso de esta calle al sargento primero Francisco Maceira, puesto que se encuentra en situación de retiro. Sin embargo, consultado por este periódico, asegura sentirse "satisfecho", ya que considera "correcta" la nueva orden. Por otra parte, la sanción que le fue impuesta de 90 días sin poder usar la piscina se mantiene. "Un aviso a navegantes" asegura Maceira, quien adelanta que los servicios jurídicos de AUME ya analizan la posibilidad de que el castigo sea suprimido al tratarse de "una norma ya obsoleta".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·