Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

El nuevo convenio de Metro de Madrid se negocia sin temor a más huelgas. Los sindicatos han prometido que no harán paros y la empresa se asesora con un bufete de abogados externo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La negociación del convenio colectivo de los trabajadores de Metro de Madrid comenzó ayer en un ambiente mucho más cordial que el de los últimos meses. "No va a haber huelgas", aseguran fuentes de los sindicatos. El convenio que ha regido entre 2009 y 2012 expiró el pasado diciembre, pero seguirá vigente hasta que se firme un nuevo acuerdo.

“Es momento de negociar, pero no vamos a presionar con paros”. Con esa premisa han acudido los representantes de los sindicatos de Metro de Madrid a las reuniones con la empresa esta semana. Después de cuatro años de vigencia, se va a elaborar un nuevo convenio colectivo que se está negociando ya y que previsiblemente regulará las relaciones laborales de la entidad hasta 2017.

“Ya no se trata de protestar por la eliminación de la paga extraordinaria, ni por incumplimientos del convenio”, indican fuentes de la sección de UGT a El Confidencial Autonómico. “Hay que negociar unas nuevas condiciones y queremos mejorar las que ya teníamos”, indican.

Voces del entorno de la empresa pública confirman que Metro de Madrid ha contratado “un bufete de abogados externo” para que dé apoyo a la dirección y al departamento de Recursos Humanos durante la negociación.

Según indican desde el sindicato CC.OO. en Metro, el convenio colectivo, con vigencia de 2009 a 2012, expiró el pasado 31 diciembre. “Legalmente se puede ampliar hasta un año tras el vencimiento, aunque creemos que el nuevo se firmará antes de ese plazo”, explican a este diario.

El punto de partida para el nuevo convenio es el que todavía rige, correspondiente al período de 2009 a 2012. “Nuestro objetivo es trabajar sobre lo que ya teníamos y mejorarlo”, explican desde UGT a este diario. “Sobre todo vamos a pedir la subida correspondiente al año corriente”, añaden.

Paros y huelgas

Los trabajadores de Metro protagonizaron varias huelgas desde el pasado mes de marzo y especialmente entre septiembre de 2012 y enero de 2013. Los sindicatos denunciaban que la empresa no les había pagado los incrementos salariales que se pactaron en 2011, una cantidad que cifran en más de 17 millones de euros.

También protestaban por la retirada de la paga extraordinaria de Navidad, que derogó Rajoy en julio de 2012. Según los cálculos de UGT y CC.OO., los empleados de Metro Madrid perdieron una media de 3.000 euros en 2012 por los recortes.

Por su parte, Metro de Madrid alegaba que era el equivalente a lo que habían dejado de ingresar tras los ajustes propuestos por el Gobierno todos los empleados públicos.

Condiciones laborales

De acuerdo con los datos de la empresa, “Metro es una de las mayores empleadoras de la Comunidad de Madrid, con más de 7.600 trabajadores”.

El personal de Metro cuenta con una serie de beneficios sociales con un coste medio cercano a los 3 millones de euros al año. Incluyen abonos gratuitos de transporte para familiares en primer grado, seguros de vida, dietas y ofertas o actividades de formación. Algunos de ellos aparecen recogidos en este documento al que ha tenido acceso ECA.

En la cláusula número 31ª del convenio se acuerda “mantener la plantilla existente”, tomando como referencia los datos del 2008, y “garantizar la estabilidad de los contratos de trabajo indefinidos”.

Otro de los compromisos de Metro Madrid recogidos en el texto es el de “no ejercitar su facultad de despido colectivo o individual fundado en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción”. Además, en la cláusula 33ª, se especifica que los contratos a tiempo parcial “no podrán exceder del 5% de la plantilla total”.

Según datos de la última memoria de Metro de Madrid, la retribución media del 65% de los trabajadores, como el personal de estaciones y de mantenimiento, se sitúa en los 33.000 euros brutos anuales. Los conductores pueden cobrar hasta 5.000 euros al año más.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·