Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Murcia

Nueva alerta en Lorca por los desprendimientos en la zona monumental de la ciudad. El ayuntamiento contrata por emergencia las obras de reconstrucción

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ayuntamiento de Lorca ha contratado por vía de urgencia las obras para la consolidación de dos nuevas zonas del macizo rocoso sobre el que se asienta el castillo de la ciudad. Los desprendimientos en el monumento eran habituales y podían provocar daños si llegaban al alcance de los ciudadanos. Según ha sabido El Confidencial Autonómico, el Gobierno municipal encargó un estudio a una empresa especializada en la materia destinado a conocer la situación actual de esta área, puesto que ya se temía que los movimientos telúricos hubieran afectado de forma importante a este perímetro. El informe ha determinado que la inestabilidad de las rocas se ha acentuado gravemente, obligando a una actuación de emergencia para poder garantizar la seguridad en el entorno del castillo, así como en la ladera del mismo. Las zonas que por haber sufrido más daños necesitan de una actuación más urgente son las zonas 1, situada en el enlace de las carreteras de subida y bajada del castillo, y 4, que se corresponde con el ramal descendente de la carretera de circulación del macizo rocoso (entre el depósito de aguas y el final de las casas de la barriada cercana). Respecto a la zona 1 el informe señala que es en esta en la que se ha producido el mayor derrumbe del macizo, con desprendimientos de rocas con altura superior a los 6 m y pesos superiores a las 70 toneladas. De hecho, una piedra de más de 10 toneladas rodó por la ladera destrozando la carretera a su paso y terminando su recorrido a escasos centímetros de la pared posterior de una casa, después de romper en su avance el muro que delimitaba el patio trasero de la misma. El resto de las rocas junto con una parte de la muralla desprendida, se encuentran en la ladera en equilibrio claramente inestable, con riesgo de desplazarse, bien por la propia compresión de piedras más pequeñas que este momento hacen efecto de cuña, bien por la acción de nuevos movimientos sísmicos (réplicas de terremoto) o bien por la acción de agentes atmosféricos (por ejemplo la lluvia). El tratamiento y las actuaciones a realizar contemplan el volteo y picado del material desprendido mediante retroexcavadora de orugas de 30-35 toneladas provista de martillo picador. El material así tratado se mantendrá en la zona a modo de canchal por lo que no será necesario su traslado a vertedero. El talud resultante será tratado mediante la ubicación de una malla de contención y bulones de 6 metros. Los terremotos causaron hasta tres desprendimientos en la zona 4 Fuentes municipales han indicado que en la zona 4 se han producido tres derrumbes: a los 10, 60 y a los 80 metros del depósito. El tratamiento a aplicar a dicha zona será el mismo que se aplicó con éxito en la zona 2, es decir, en la base de la muralla se procederá a la estabilización del macizo rocoso emergente mediante la instalación de una malla de contención y bulones de 6 metros. En la parte inferior, y por encima de la carretera, se instalará una barrera dinámica de 6 metros.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·