Viernes 17/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

El PP vasco teme perder la mayoría en Álava

País Vasco

Dirigentes populares alertan de que PNV y Bildu podrían superarlos en las elecciones forales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Partido Popular gobierna tanto en la Diputación Foral de Álava como en el Ayuntamiento de Vitoria desde el año 2011. En ambas instituciones, el PP fue el partido más votado en las elecciones forales y municipales. El crecimiento del Partido Nacionalista Vasco y de Bildu hace temer a destacados dirigentes populares que pueden perder sus mayores bases de poder en el País Vasco y quedar relegados a la tercera posición en las instituciones alavesas.

El popular Javier de Andrés (en el centro con el bastón de mando), en la toma de posesión como Diputado General de Álava. Javier de Andrés (con el bastón de mando), en la toma de posesión como Diputado General de Álava.

Actualmente, el popular Javier de Andrés gobierna en la Diputación Foral de Álava gracias a que los 9 junteros socialistas se unieron a los 16 populares para votarle en 2011. Estos 25 votos superaron por uno a los apoyos recabados por Xabier Aguirre entre sus compañeros del PNV (que tiene 13 junteros) y los 11 parlamentarios de Bildu.

Aunque falta aún más de un año y medio para que se celebren nuevas elecciones forales (previstas en mayo de 2015, como las municipales), entre la dirección del Partido Popular del País Vasco empieza a extenderse una sensación de intranquilidad.

Destacados dirigentes populares, tanto del PP regional vasco como del alavés, aseguran a El Confidencial Autonómico que en el partido cunde el miedo a perder la mayoría simple que cosechó en los comicios de 2011.

Previsiones más pesimistas: tercera fuerza política

El mapa político de Álava es el más fragmentado del País Vasco: en las últimas elecciones a las Juntas Generales, la distancia entre el primer partido (el PP, con el 25,96% de los votos) y el cuarto (el PSE, que consiguió el 16,30%) fue menor a los diez puntos. Por eso, basta con que se produzca un ligero cambio en el equilibrio de fuerzas para apear a Javier de Andrés y los populares del poder.

Las previsiones más pesimistas que circulan entre dirigentes del PP vasco consultados por ECA sitúan al partido como tercera fuerza política en 2015.

Los populares temen que no sólo el PNV (segunda fuerza en 2011, con el 23,71% de los votos) les supere en las próximas elecciones, sino que también lo haga Bildu, que ahora cuenta con 11 junteros (bajo la marca Eusko Alkartasuna-Alternatiba) y cosechó el 20,96% de los sufragios.

Por detrás de los populares quedarían, previsiblemente, el Partido Socialista de Euskadi y Ezker Batua, con la duda de si el ascenso de UPyD le permitiría entrar en las Juntas Generales.

Fugas de votantes al PNV y a UPyD

Un destacado dirigente popular de Álava explica a El Confidencial Autonómico que el temor extendido es que, ante el previsible auge de Bildu, muchos votantes del PP decidan finalmente apoyar en las urnas al PNV para evitar la victoria de los abertzales radicales.

También hay recelo a que se produzca una fuga de votos en sentido contrario que beneficie a UPyD. Sería el caso de votantes que consideran que la actual línea de los populares vascos no es lo suficientemente firme ante los nacionalistas o en cuestiones relacionadas con el terrorismo de ETA.

El plus de la heroicidad ya no existe”, afirman para referirse a que, ante el cese de los atentados de ETA, los ciudadanos han dejado de ver a los cargos del PP como personas que se jugaban la vida en defensa del orden constitucional.

Vitoria también puede perderse

Estos malos augurios se extienden a la capital del País Vasco, Vitoria, que el popular Javier Maroto gobierna con mayoría simple desde las elecciones municipales de 2011.

En la ciudad alavesa, el PNV gobernó durante dos décadas, entre 1979 y 1999. Ese año, el actual portavoz popular en el Congreso, Alfonso Alonso, consiguió la alcaldía y gobernó hasta 2007, cuando el socialista Patxi Lazcoz ganó las elecciones y fue investido alcalde.

Enfado tras la visita de Sáenz de Santamaría

En el PP vasco también existe una sensación de pesimismo respecto a su posición como fuerza política en el conjunto de Euskadi, donde la irrupción de EH Bildu en el Parlamento Vasco en 2012 les relegó a la cuarta posición, tras el PSE. En este caso, el miedo es a encallar en esa posición de escasa relevancia y no remontar en las próximas autonómicas.

Las fuentes populares por El Confidencial Autonómico aseguran que algunos gestos no ayudan precisamente a levantar el ánimo del partido. Se refieren a la visita que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, hizo a Bilbao a principios de octubre.

El enfado en el PP se explica porque, según fuentes internas, apenas dedicó media hora a reunirse con Arantza Quiroga y el comité de dirección (sin llegar a ver a nadie más), y sin embargo estuvo más de tres horas con representantes del PNV y del Gobierno vasco.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·