Sábado 17/02/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Madrid

El juicio se está celebrando esta semana en la Audiencia Provincial

Resurge la ‘operación rosales’: 20 años de cárcel para el Policía que distribuía cocaína en Madrid

El subinspector partícipe de una banda que suministraba esta droga a través del aeropuerto de Barajas fue descubierto en 2008. Los otros 15 integrantes también irán a prisión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Antonio Márquez Peña, participaba en un grupo que distribuía cocaína en Madrid. Fue detenido en 2008. La denominaron ‘Operación Rosales’, nombre del bar donde traficaban y blanqueaban el dinero. El líder de la banda era un colombiano conocido llamado “El Coletas” y  también había empleados del Aeropuerto de Barajas. Ahora se enfrentan a varios años de cárcel. 


Agentes de la Policía Nacional. Agentes de la Policía Nacional.

Hace diez años desmantelaron a un subinspector de la Policía Nacional que lideraba una banda en la que metían cocaína en España a través del aeropuerto de Barajas de Madrid. La banda compuesta por 16 personas se dedicaba a la distribución de cocaína tanto para su consumo como para su venta, en la localidad de Torrejón de Ardoz y otros municipios madrileños, pero nunca fuera de la comunidad. Todos actuaban bajo el mando  y las directrices dadas por Jesús María Carmona, un colombiano conocido como “El Coletas”.

Tal y como ha podido saber El Confidencial Autonómico,  “El Coletas” era el líder de la banda y también administraba los negocios de la empresa ‘Córdoba Treviño SL’ que, entre otros, eran un bar y una discoteca de Torrejón, ‘Los Rosales’ y ‘Sabor a Caney’, en los que se traficaba con droga y se blanqueaba dinero que conseguía el grupo.

Ahora, diez años después, han retomado el caso y el juicio se celebra esta semana en la Audiencia Provincial de Madrid. La Fiscalía Provincial de Madrid solicita penas entre los veinte y los siete años y nueve meses  para los 16 integrantes de esta organización.

Los hechos se remontan al año 2008

La Policía desarticuló hace diez años una trama organizada, dedicada entre otros delitos, a la introducción de cocaína en España a través  del aeropuerto de Barajas. El cabeza de lista era Antonio Márquez Peña, el subinspector de Policía de Torrejón de Ardoz que participaba  en la administración del negocio y facilitaba a los miembros de la banda información de interés policial y judicial. Mientras, su mujer, Ángela Triviño, le sustituía en sus tareas de transmitir y recibir información mientras trabajaba en comisaría.

Por otro lado, el sobrino de Ángela, Diego Armando Córdoba Triviño, era el responsable de adquirir la cocaína. Para ello contactó con Julián Yesid Gómez Luna para conseguir reclutar a personas que trabajaran en el aeropuerto de Barajas para que, a cambio de dinero, hiciesen ‘la vista gorda’ con los bultos y equipaje que llevase droga.

Fuentes de la fiscalía de la comunidad de Madrid, explican a este digital que la banda la banda utilizaba todo tipo de sistemas para introducir la cocaína en España. Primero contrató a siete los empleados del aeropuerto. Trabajaban en la aerolínea de bajo coste Air Comet. Descargaban los equipajes de los aviones de esta compañía y desviaban los bultos para que no llegara a los agentes de la aduana. Las dejaban en un punto ya acordado para que otras personas se encargaran de enviarlas a su destino final.

Estas fuentes explican a ECA que la Policía sospechaba de lo que estaba ocurriendo, pero que no fue hasta 2008 cuando los desmantelaron. Descubrieron que utilizaban el bar y la discoteca para distribuir la cocaína, así como que utilizaban a los empleados de Barajas.

Una vez descubiertos, optaron por utilizar un último sistema: sacar maletas en tránsito que iban destinadas a otro aeropuerto. Enviaban los bultos facturados desde un aeropuerto suramericano a uno español que no fuese Barajas. En uno de esos vuelos, que iba de Caracas a Ibiza con escala en Madrid, la Policía reclutó las maletas y descubrieron más de quince kilos de cocaína en su interior.

Se enfrentan todos a varios años de cárcel

Tal y como ha podido saber este digital, esta semana son los distintos juicios sobre la ‘operación rosales’  en la Audiencia Provincial de Madrid. El Ministerio Público atribuye a los acusados delitos contra la salud pública, revelación de secretos, encubrimiento, infidelidad y falsedad documental.

A Jesús María Carmona, el líder d ela organización, le reclaman 16 años y seis meses de prisión y al subinspector de Policía solicitan una pena de 20 años, ya que también le consideran un líder más de la banda. En conjunto, la fiscalía pide un total de 174 año de cárcel para los quince implicados. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·